Cae bruscamente la popularidad de Merkel por su gestión de la crisis de refugiados

La canciller de Alemania, Angela Merkel
HANNIBAL HANSCHKE / REUTERS
Publicado 04/09/2015 16:57:15CET

BERLÍN, 4 Sep. (Reuters/EP) -

La popularidad de la canciller de Alemania, Angela Merkel, ha caído bruscamente por su gestión de la crisis de refugiados en Europa, según un encuesta de la cadena ARD.

El visto bueno a Merkel se ha reducido en cuatro puntos desde el mes anterior al 63 por ciento en la encuesta de Infratest Dimap. La líder alemana ha sido criticada por su lentitud en condenar las protestas violentas de agosto en el este de Alemania contra los refugiados.

Aunque la canciller sigue siendo muy popular en su estado natal, la caída de este mes ha sido muy pronunciada en un sondeo en el que solo suele variar un punto o dos cada mes. Se trata de la tasa de apoyo más baja desde diciembre de 2012.

Más de la mitad de los 1.001 votantes que han sido encuestados entre el 31 de agosto y el 1 de septiembre no están contentos con cómo Merkel ha actuado en la crisis de refugiados, descrita por la canciller como un desafío para Europa mayor que la crisis de la deuda griega.

Alemania, con leyes de asilo relativamente liberales y generosas, es el país de la UE que recibe más migrantes económicos del sureste de Europa y de la guerra en Oriente Próximo. Un récord de 104.460 solicitantes de asilo entraron en el país en agosto y se espera que en total sean 800.000 a finales de 2015 --cuatro veces más que los que lo hicieron en 2014--.

A pesar del aumento del flujo de personas, el 37 por ciento está a favor de que Alemania continúe acogiendo a un número similar de inmigrantes en el futuro, mientras que el 22 por ciento cree que el país debería aceptar más y el 33 por ciento quiere que se reciba a menos refugiados.

Más de la mitad no temen el aumento del número de solicitantes de asilo, pero si el ascenso del extremismo en el este de Alemania mostrado por la encuesta, donde el desempleo es generalmente mayor que en el oeste y donde la extrema derecha tiene un mayor arraigo.

El ministro de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, líder del Partido Socialdemócrata (SDP, en sus siglas en alemán) permanece como el líder político con mayor popularidad, mientras que el apoyo al ministro de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, fue del 69 por ciento.