Malí, el último país afectado por la crisis del ébola

Actualizado 21/11/2014 10:36:05 CET

MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Malí es el último país de África Occidental afectado por el brote de ébola que asuela la región, pero el temor a que el virus se propague rápidamente por territorio maliense y traspase sus porosas fronteras hacia sus vecinos ha propiciado un gran despliegue sanitario por parte del Gobierno y la comunidad internacional.

   El ébola llegó a Malí el pasado 23 de octubre, a través de una niña de dos años de edad que volvió a su casa, en la región occidental de Kayes, después de un largo viaje en autobús por todo el país procedente de Guinea.

   Las autoridades malienses detectaron enseguida este caso, pero la niña murió un día después, llevando al Gobierno a una búsqueda desesperada de todas las personas con las que la pequeña estuvo en contacto desde su vuelta a Malí.

   "El virus, casi con certeza, fue reintroducido en Malí por un imán de 70 años de edad que venía de Guinea, que fue ingresado en la Clínica Pasteur de Bamako el 25 de octubre y que murió dos días después", ha indicado la Organización Mundial de la Salud (OMS).

   Desde entonces, un total de ocho personas han muerto por ébola. El último, un médico que trabajaba en una clínica de Bamako atendiendo a otro imán, Oussa Koita, también procedente de Guinea, según ha informado el portavoz gubernamental, Samba Sow.

CASOS EN OBSERVACIÓN

   Además, en Malí hay seis casos de ébola --cinco confirmados y uno probable--, mientras que 384 personas están en observación, 96 de las cuales son trabajadores sanitarios, de acuerdo con el último balance difundido por la OMS.

   La OMS ha aclarado que ninguno de estos casos está relacionado con la niña de Kayes. "Los 118 contactos, incluidos familiares, ya han completado el periodo de 21 días de incubación sin síntomas", ha subrayado la OMS en un informe específico sobre Malí.

   "Actualmente hay un esfuerzo masivo en marcha para identificar todas las potenciales cadenas de transmisión con el fin de evitar que el brote siga extendiéndose", ha sostenido la OMS, subrayando que 303 personas están "bajo observación diaria".

   "Las exitosas experiencias en Senegal y Nigeria (que ya han sido declarados libres de ébola) demuestran que un agresivo rastreo de los contactos, que busca encontrar y romper cada cadena de transmisión inmediatamente, puede reducir los casos adicionales a un número muy pequeño y ayudar a un rápido fin del brote", ha recordado.

   En consecuencia, el Ministerio de Sanidad, con la asistencia de la oficina de la OMS en Malí, ha aumentado el personal dedicado a detectar y, en su caso, descartar los contagios por ébola. Incluso está usando a estudiantes de Medicina expertos en epidemiología.

SEXTO PAÍS CON ÉBOLA

   Malí es el sexto y, de momento, último país afectado por ébola en África Occidental. Sierra Leona, Libera y Guinea luchan aún contra esta epidemia, mientras que Senegal y Nigeria han conseguido librarse el virus.

   Fuera de África Occidental, completan la lista España y Estados Unidos. España está a la espera de que se complete el periodo de 21 días desde que la auxiliar sanitaria Teresa Romero dio negativo en las pruebas diagnósticas de ébola, mientras que en Estados Unidos ha habido cuatro casos y una muerte.

   Hasta ahora, 5.420 personas han muerto del total de 15.145 casos detectados por la OMS en todo el mundo. En Liberia, el país más afectado, han perdido la vida 2.964 personas, por encima de las 1.192 de Guinea y las 1.250 de Sierra Leona.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies