Metro detallará la presencia y retirada de amianto a los sindicatos, que piden también depurar responsabilidades

Tren en Metro de Madrid
METRO DE MADRID - Archivo
Publicado 01/03/2018 18:31:25CET

Un informe de 2003 aludía a presencia de amianto en 105 vehículos y 65 estaciones de la red, sobre todo en la línea 6 y 9

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

Metro de Madrid ha planteado este jueves al Comité de Empresa constituir un comité de seguimiento que realizar un mapeo de las instalaciones y material de la compañía que contenga amianto, y detallará las actuaciones que se acometan en el futuro para retirar este mineral.

Así lo han indicado a Europa Press diferentes portavoces sindicales tras la reunión que han mantenido este jueves los integrantes del Comité de Empresa con el consejero delegado de Metro, Borja Carabante.

En este encuentro, se han exigido que se depuren "responsabilidades políticas y laborales" al considerar los sindicatos al entender que no se ha actuado para retirar el amianto de la red de Metro, pese a que se tenía conocimiento de esta situación desde 2003

Por su parte, fuentes del suburbano detallan que se trata de un comité de seguimiento conjunto con los sindicatos sobre la situación del amianto "para mayor tranquilidad" de la representación de los trabajadores, donde se detallaran las actuaciones que se van a acometer para retirar este material en el marco de la renovación de estaciones y material móvil.

Desde el suburbano, exponen que se van a reforzar los equipos de seguimiento y se informará de las medidas de retirada de amianto, como es el caso de las actuaciones que se emprendieron con el cierre de la línea 5 (en las estaciones de Canillejas, Suanzes y Torre Arias), donde se retiró el amianto en bóvedas.

En este sentido, Metro de Madrid está revisando otra vez las instalaciones y realizando mediciones. El objetivo es aportar los datos para dar mayor tranquilidad a los sindicatos y mostrar que no existe riesgo de exposición para los trabajadores y usuarios.

Desde el Comité de Empresa se ha reclamado al consejero delegado la necesidad de "depurar" responsabilidades y realizar una investigación a fondo. Es el caso del portavoz del sindicato de Maquinistas de Metro, Juan Antonio Ortiz, organización que ha convocado paros parciales en marzo en protesta por la falta de seguridad que aprecian en relación con el amianto, pese a conocer su presencia en varios puntos de la red desde el año 2003.

Por su parte, el secretario general de CCOO en el suburbano, Juan Carlos de la Cruz, ha señalado que en este grupo de trabajo para realizar un mapa sobre la presencia de amianto en Metro deben estar presente también expertos propuestos por organizaciones sindicales.

A su vez, reclama a Cabarante y a la compañía que aporten toda la documentación con "transparencia" de cara a poder fijar una hoja de ruta para "desamiantar" Metro de Madrid. "Hay voluntad política para ello pero tiene que haber transparencia y toda la documentación", ha insistido para enfatizar que se ha solicitado a la compañía que aporte el acta de propuesta de sanción de la Inspección de Trabajo tras confirmarse que hay un trabajador con enfermedad laboral por exposición a amianto.

Por otro lado, su homólogo en UGT, Teo Piñuelas, valora positivamente esta comisión para realizar un mapa de la presencia de Metro y proceder a su retirada, un aspecto que tienen que hacer empresas especializadas.

No obstante, cree que tiene que haber "responsabilidades políticas" que deben determinar el Gobierno regional y también "laborales", algo que corresponde a Carabante puesto que en 15 años "no se ha hecho nada" para retirar esos elementos con amianto.

Por ello, cree que hay que determinar qué directivos o empleados de la compañía son responsables de esta situación, para que se valore medidas sancionadoras o incluso el cese.

Los tres representantes sindicales han señalado que otro tema que han planteado es que Metro acceda a someter a análisis médicos a cualquier trabajador de la compañía que pueda sospechar que ha estado en contacto con el suburbano.

A su vez, reclaman que se determine el número de trabajadores de empresas subcontratadas que puedan haber estado en contacto con este material.

TRENES Y ESTACIONES CON AMIANTO DETALLADOS EN 2003

Un informe del servicio de Prevención Laboral de la compañía a petición de la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo en 2003 establecía la presencia de amianto en más de 20 componentes en 50 trenes auxiliares y 65 vehículos dedicados a la circulación de viajeros.

El documento establecía también en 2003 la presencia de amianto el la uralita de falsos techos de andenes, cañones o vestíbulos de 65 estaciones de la red en ocho líneas del suburbano.

La mayoría se concentraba en la línea 6 y 9 del suburbano (con 37 estaciones) mientras que en el caso de Metrosur se certificaba que no había presencia de elementos con amianto.

En este documento, la compañía manifestaba que no había estadística de trabajadores expuestos o en contacto con amianto durante el periodo 1975-1985, ni tampoco desde esa época hasta la actualidad. Asimismo, no se disponían datos de trabajadores de Metro que hubieran participado en demolición de techos.

A su vez, se detallaba que no había detectado ningún caso de trabajadores con bajas médicas y causas médicas relacionadas con el amianto y exponía, respecto al material móvil, que se iría sustituyendo los componentes por otros que no tuvieran el mineral.

En materia de estaciones, Metro explicaba que la uralita con amianto se iba a ir eliminando con la restauración de estaciones y ponía como ejemplo concreto ese año el caso de las estaciones de El Carmen, Quintana y Tribunal.

Tampoco se constaba relación de empresas contratadas y subcontratadas de tareas de desamiantado de material ferroviario y que no procedía protocolo de vigilancia sanitaria específica "al no existir la causa que lo motiva".