Garzón dice que "parece inevitable" un Gobierno de Rajoy tras la dimisión de Sánchez

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Garzón dice que "parece inevitable" un Gobierno de Rajoy tras la dimisión de Sánchez

Alberto Garzón, coordinador de Izquierda Unida
JOSÉ CAMÓ (IU)
Publicado 02/10/2016 12:27:49CET

MADRID, 2 Oct. (EUROPA PRESS) -

El líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha dicho que "parece inevitable" un Gobierno de Mariano Rajoy tras la dimisión este pasado sábado de Pedro Sánchez como secretario general del PSOE. "Todo parece apuntar a que sí. Pero, sin embargo, nosotros no nos rendimos. Ni ante el parlamento, ni ante la calle", ha apuntado.

Garzón ha destacado que el PSOE se encontraba en una "contradicción" entre la estructura "al servicio de la oligarquía" y sus votantes y militantes, pertenecientes "a la clase trabajadora que se identifica con la izquierda".

En su opinión la crisis del PSOE "puede provocar un cisma para que la clase trabajadora se reorganice", y ha reivindicado para Unidos Podemos la labor de "aglutinar a la clase trabajadora".

"Esa es la tarea que creo le corresponde a Unidos Podemos, la de dedicarse en cuerpo y alma a aglutinar a la clase trabajadora en un proyecto político de izquierdas, independientemente de cuál haya sido su lealtad política y cuáles sus decisiones electorales pasadas", ha explicado en un artículo para eldiario.es.

El coordinador general de IU ha afirmado que la salida de Pedro Sánchez del PSOE se ha producido "por insinuar que intentaría un Gobierno alternativo con Unidos Podemos, ha sido su mayor pecado". También ha destacado que "a los amotinados no les importó el acuerdo con Ciudadanos, ni la abstención ante la investidura de Rajoy; lo que les molesta, y preocupa, es que la izquierda pueda tener influencia en las decisiones políticas y económicas de España".

"Definitivamente la España que le preocupa a Susana Díaz no es la de la clase trabajadora, sino la de las grandes empresas y las grandes fortunas; la misma España que ha hablado por boca de Felipe González", ha sentenciado.

Además ha señalado que, para salir de la crisis, "la receta no es más socialdemocracia, como tampoco lo es más populismo, sino una apuesta firma y rigurosa de izquierdas, es decir, una izquierda capaz de conectar con las preocupaciones y los problemas de la clase trabajadora, que esté volcada en proporcionar soluciones, cuestión que sólo podrá hacerse mediante el trabajo desde el conflicto social".

"La clase trabajadora necesita un proyecto político que le proporcione seguridad y protección frente a la agresión del neoliberalismo y de este mundo globalizado", ha determinado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies