Detenido en Pamplona un hombre acusado de espionaje industrial en una empresa tecnológica

EP
Actualizado 07/05/2008 15:36:34 CET

PAMPLONA, 7 May. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional detuvieron recientemente en Pamplona a J.M.G., de 27 años, natural y vecino de la capital navarra, como presunto autor de un delito contra la propiedad industrial.

En concreto, se le imputa un presunto delito relacionado con el espionaje industrial mediante la copia de aplicaciones y herramientas informáticas exclusivas de una empresa tecnológica de primer nivel, en la que trabajaba, para su posterior uso y comercialización en el mercado, por parte de la competencia, informó la Policía Nacional en un comunicado.

La investigación ha sido dirigida jurídicamente por el Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona, donde la empresa presentó la denuncia en la que daba cuenta de los perjuicios sufridos.

La denuncia daba cuenta de la apropiación por parte del ahora detenido del código fuente de todas las aplicaciones informáticas desarrolladas por la empresa, bases de datos con información de clientes, herramientas de desarrollo informático y sus licencias adquiridas, un programa desarrollado que permite la generación de claves y desprotección de sus aplicaciones y las claves de acceso a datos personales del administrador.

Además está acusado de apropiarse de otros datos necesarios para la puesta en funcionamiento de estas aplicaciones en cualquier equipo informático; así como datos confidenciales de carácter tecnológico, empresarial o financiero de la empresa afectada.

Dichas herramientas informáticas, utilizadas en aplicaciones de uso profesional, estaban siendo utilizadas con la correspondiente licencia por empresas del sector financiero, bancario, comercial e industrial españolas con ámbito internacional, así como ensambladas en sus propias aplicaciones por uno de los mas importantes fabricantes de sistemas operativos paquetes ofimáticos y software del momento.

El valor económico de los elementos informáticos descritos, según se manifiesta en el escrito denuncia, ascendería a unos dos mil trescientos dólares. Además, la empresa podría sufrir una repercusión económica de casi tres millones de euros, pues lo sustraído es el activo patrimonial de la empresa y tendría que hacer frente igualmente a fuertes indemnizaciones en el caso de incumplimientos de contratos pactados con los clientes, debido a los deberes de confidencialidad y exclusividad que se ocasionarían por un difusión de los datos apropiados.

El detenido fue sacando de la empresa la información necesaria, mediante la utilización de medios técnicos avanzados, vulnerando las medidas de seguridad informáticas interpuestas. Llegó a acceder tanto al servidor central de la empresa como al ordenador personal del denunciante, ambos protegidos con claves y contraseñas seguras.

La Policía Nacional ha practicado dos registros en los domicilios del detenido y de su pareja sentimental y se ha incautado de diverso material informático (dos ordenadores y una memoria extraíble) en el los cuales podrían albergarse las aplicaciones informáticas indebidamente apropiadas.

El detenido tenia adquirido, como es habitual en este sector, un deber contractual de confidencialidad de los conocimientos adquiridos durante su etapa profesional en la empresa, así como una prohibición de desarrollar otros proyectos de similares características en empresas de la competencia, durante un plazo de dieciocho meses.

El arrestado también incumplió presuntamente con esta obligación, puesto que se incorporó a otra empresa del sector, de la cual se esta estudiando su posible implicación o connivencia en los hechos. El detenido fue puesto a disposición de la autoridad judicial junto al atestado policial instruido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies