El lobo se asienta de forma estable en Madrid 60 años después

 

El lobo se asienta de forma estable en Madrid 60 años después

Actualizado 17/12/2013 21:39:05 CET
Lobo
Foto: JUAN JOSÉ GONZÁLEZ VEGA/WIKIMEDIA COMMONS

MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Tres lobos adultos y tres cachorros se han asentado de forma fija en el Parque Nacional del Guadarrama, un hecho que no ocurría desde la desaparición de esta especie en la región hace 60 años, según ha confirmado este lunes el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid, Borja Sarasola.

   El avistamiento del lobo, que ha sido grabado y fotografiado, se ha desarrollado gracias a la técnica del fototranqueo. "El lobo es muy sensible a que se acerquen a él y si ve que se acercan abandona el lugar donde está cazando. Por eso había que ser enormemente cuidadoso y les hemos detectado sin que ellos nos detecten a nosotros", ha explicado Sarasola.

   Concretamente, han sido técnicos de Medio Ambiente y expertos llegados de Andalucía contratados por la Consejería los que han certificado la presencia estable de esta familia de lobos en el Parque, por lo que se convierte en el segundo parque nacional español que cuenta con esta especie.

   "Podemos decir que el lobo ya es una parte más del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama", ha manifestado Sarasola, que ha mostrado la "satisfacción" del Gobierno regional por la reintroducción de esta especie, y también de otras que antes no habitaban en región, como el buitre negro, el águila imperial, la nutria o la cigüeña negra.

   "Son indicadores de que la Comunidad tiene una biodiversidad extraordinaria y está consiguiendo que especies que ya no podían vivir en una zona tan densamente urbana como Madrid vuelvan a hacerlo. La llegada del lobo en Madrid es una expresión de que hemos llegado a un punto de máxima protección de los espacios naturales", ha dicho.

COMPENSAR ATAQUES A LA GANADERÍA

   El consejero ha subrayado que van a evitar cualquier caza furtiva del lobo y compensarán los ataques de este animal a cabañas ganaderas a través de un aumento de ayudas. Ha reconocido que en los últimos años, que los lobos vivían en la zona segoviana y pasaban a la zona madrileña para cazar, no ha habido muchos ataques a reses. De hecho, el año pasado gastaron sólo 6.000 euros en compensar ataques de lobos a ovejas.

   "Quiero hacer un llamamiento a los ganaderos y los que puedan tener cierta preocupación por la reintroducción de esta especie en la región", ha dicho el consejero, al tiempo que ha destacado que los técnicos de la Consejería serán los encargados de certificar que, de producirse, son ataques de lobos y no de otros animales salvajes.

   De momento, son sólo pocos ejemplares, por lo que ha lanzado un mensaje de "tranquilidad" a los ganaderos ya que, según ha indicado el titular regional de Medio Ambiente, "no tienen ninguna necesidad de ir a las cabañas ganaderos porque tienen su alimentos en el Parque Nacional".

   Además, ha despejado cualquier duda de que los lobos puedan atacar a los usuarios del parque, ya que "nos temen más a nosotros que nosotros a ellos" y por eso evitan estar cerca del hombre.

   "El esfuerzo que hemos hecho los madrileños durante muchos años de tener unos espacios naturales que son los más cuidados de España y probablemente de Europa ha hecho que vuelvan especies como el lobo, y también el buitre negro o la nutria", ha concluido Sarasola.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies