ANDALUCÍA.-AGRO.- Covap abre el camino al jamón ibérico español en Nueva Zelanda y prepara el salto a Australia y Estados Unidos

Actualizado 06/07/2009 21:40:54 CET

CÓRDOBA, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La primera partida de jamones y chorizos ibéricos españoles que entrará en Nueva Zelanda, con destino a hoteles y restaurantes de lujo, será de la Cooperativa Agroganadera del Valle de los Pedroches (Covap), que ya exporta sus productos a 25 países y que para antes de que acabe el año prepara también el salto a Australia, Brasil y, sobre todo, a Estados Unidos.

En rueda de prensa, el director de Internacional de Covap, Abel Rodríguez, explicó que, desde que en las antípodas de España este país de Oceanía abrió hace 18 meses el mercado para la exportación de jamones y embutidos ibéricos, Covap ha estado preparando allí su desembarco y lo hará con una partida inicial de 200 jamones y embutidos, con un valor de unos 60.000 euros. Es el principio, porque esperan tener buena acogida y hacer de Nueva Zelanda un mercado habitual para sus productos y ampliar la gama de exportará allí de los mismos.

Para ello la cooperativa cordobesa tiene un acuerdo con la importadora neozelandesa Baroni Foods, la cual les permitirá, en asociación con el restaurador español Pedro Carazo, afincado en Nueva Zelanda desde hace 30 años, convertirse en el primer fabricante español con implantación en Christchurch, contando con el Restaurante Pedro's como base para la promoción y degustación de sus productos, que serán dados a conocer allí en un acto de presentación a hoteles y restaurantes de lujo, supermercados de alto nivel, a gastrónomos y prensa especializada.

Dicha promoción y la propia calidad de los ibéricos de Covap serán claves para que la cooperativa andaluza pueda, en dos o tres meses, ampliar la gama de productos ibéricos que exportará a Nueva Zelanda, y ello mientras prepara la introducción de los mismos en la vecina Australia, donde espera colocar sus jamones este mismo año, para ello ya tiene acuerdos previos con importadores y ha estudiado previamente a sus potenciales clientes.

Igualmente está avanzado, según detalló el director de Internacional de Covap, el proyecto de entrar en el mercado brasileño, donde los jamones ibéricos cordobeses ya está homologados, restando sólo el trámite del etiquetado, que se tramita ante el Ministerio de Sanidad de Brasil.

Pero la principal apuesta exportadora de Covap, con la previsión de abrir ese mercado a sus jamones ibéricos este mismo año, es Estados Unidos, donde, mientras se cierran los últimos trámites que permitirán la entrada de sus productos, Covap ya ha suscrito acuerdos con varios importadores y diseñado una estrategia de comercialización.

El desembarco en el "estricto" mercado norteamericano, en cuanto a los controles sanitarios y de homologación precisos para comercializar allí los jamones ibéricos, da esperanzas a Covap de que en la próxima visita, sin fecha todavía, que harán los inspectores sanitarios chinos a las instalaciones de la cooperativa en Pozoblanco (Córdoba), les allanará el camino para la homologación que les permita acceder al gran mercado chino.

En 2008 la facturación de Covap ascendió a 307,4 millones de euros, de los que once correspondieron a la exportación, cifra que éste año puede llegar a los 14 millones de euros, lo que supondrá "un diez por ciento de la producción exportable de Covap", según detalló Rodríguez, quien recordó que los últimos países que se incorporaron a la cartera de exportación de la cooperativa, al margen de Nueva Zelanda, fueron Méjico, Austria, Bélgica y Singapur, a través de 23 clientes exportadores.