Almería.- COAG afirma que 2006 "ha confirmado la crisis estructural que padece el sector hortofrutícola"

Actualizado 05/01/2007 13:23:25 CET

ALMERIA, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

La organización agraria COAG en Almería aseguró hoy que el año 2006 "ha confirmado la crisis estructural que padece el sector hortofrutícola, que atraviesa un proceso de reconversión económica".

En un comunicado remitido a Europa Press, COAG indicó que "pese a los malos resultados económicos obtenidos la pasada campaña, somos optimistas y pensamos que aún no es tarde para reconducir la situación". "La crisis que padece el sector almeriense tiene solución. Países más organizados actualmente como Francia pasaron por la misma situación hace años y resolvieron el problema a través de la concentración de la oferta", expuso.

Asimismo, apuntó que "los avances en la constitución de la Interprofesional Hortofrutícola promovidos por COAG Almería son una buena noticia que nos deja el último tercio de 2006".

"El año 2006 ha venido a confirmar --continuó-- que la crisis de precios que padece el sector ha pasado oficialmente a ser estructural, algo de lo que COAG Almería venía avisando desde hace tiempo. Las bajas cotizaciones que perciben los agricultores por sus productos, fruto de la desorganización de un sector atomizado y excesivamente individualista, deberían haber tocado fondo durante la pasada campaña".

La organización señaló como problemas que persisten desde hace años "el descenso de la renta agraria, aumento de los costes de producción, competencia de terceros países o la escasa concentración de la oferta". Además recordó que "en los últimos años la crisis se ha extendido a otros sectores productivos de la provincia como cítricos, almendra o ganadería, que han visto caer el precio de sus productos a la mitad".

Sin embargo, la organización agraria opinó que aún se está a tiempo de reconducir la situación. "Los avances en la constitución de la Interprofesional Hortofrutícola promovidos por COAG Almería, --indicó-- arrojan un rayo de esperanza a un sector demasiado acostumbrado a ir cada uno por su lado. Tras poner de acuerdo a la Mesa de la Producción, ahora es turno de que cooperativas y alhóndigas lleguen a un entendimiento en la Mesa de la Comercialización".

Por otro lado, COAG se refirió a la campaña de la renta en 2006, que "tampoco estuvo exenta de sobresaltos, ya que un desliz del Gobierno dejó a todos los productores de frutas y hortalizas del Poniente sin la rebaja fiscal aprobada para el resto de la provincia, hasta que COAG Almería denunció la situación. Por desgracia, los citricultores no corrieron la misma suerte y finalmente quedaron excluidos de la rebaja establecida, sufriendo un agravio comparativo con respecto a otras zonas productoras del Levante español".

La organización también hizo balance de los precios en origen, señalando que "ante la pasividad de las administraciones, COAG Almería lideró la convocatoria de una movilización el 20 de diciembre que no contó con el apoyo del resto del sector pero sin la cual no se hubiera arrancado a la Consejería de Agricultura una serie de compromisos que demandaba COAG en su tabla reivindicativa, como la aprobación del Decreto de Tipificación y de la Interprofesional durante este mismo mes de enero o fomentar la producción integrada bajo plástico".

"El año 2006 ha acabado de forma accidentada con una polémica sobre plaguicidas inflada en exceso por la propia Administración autonómica, que ha despertado una alarma injustificada si tenemos en cuenta el volumen de producción afectado, un 0,001 por ciento del total de pimiento comercializado por Almería", destacó la organización de agricultores.

Sin embargo, reveló que "no todo ha sido negativo" y detalló como logros "concienciar a los consumidores de los abusivos márgenes comerciales que imponen algunos eslabones de la cadena alimentaria a los productos frescos" y "el apoyo de los municipios más representativos en materia agrícola de la provincia".

Entre sus objetivos para 2007, afirmó que "la horticultura pasa por un momento de reconversión económica y el modelo Almería necesita una actualización del esquema de trabajo que permita a los agricultores volver a recuperar el control sobre su producción. Para ello promueven medidas como retiradas de producto que se activen en momentos de crisis, que eviten el hundimiento del mercado, para lo que es necesario contar con un Decreto de Tipificación que clasifique los productos por categorías y con una Interprofesional de Frutas y Hortalizas".

"El objetivo para 2007 dentro de nuestro sector más representativo --resumió-- sigue siendo el mismo que en años precedentes, la regulación de la oferta hortofrutícola en origen. Vamos a estar muy pendientes además de la continuidad de las ayudas dentro del marco presupuestario 2007-2013".