La audiencia preliminar del jurado popular por el crimen de la bebé Míriam se celebra este martes

Publicado 28/04/2015 6:01:39CET

ALMERÍA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción 2 de Almería celebra este martes la audiencia preliminar prevista en la Ley del Jurado en el marco de la causa por el secuestro y asesinato de la bebé de 16 meses de Palma del Condado (Huelva) Míriam en diciembre de 2012 y previa a que se dicte el auto de apertura de juicio oral contra Jonathan Moya como presunto autor.

Las partes personadas en el procedimiento están convocadas de nuevo en sede judicial después de que la cita, señalada el pasado día 15, tuviese que ser aplazada por indisposición de una de las partes, según han indicado a Europa Press fuentes jurídicas.

Moya González, como único procesado por el crimen de la bebé Míriam ya que en febrero se dictó el sobreseimiento para el entonces imputado por supuesto encubrimiento, Raúl R.F., se enfrenta a una petición fiscal de 26 años de prisión mientras que la acusación particular pide 29 años de cárcel.

Según detalla en su escrito de calificación provisional del Ministerio Público, habría golpeado a la pequeña con "gran fuerza y en repetidas ocasiones" con un objeto contundente en la cabeza para "hacerla callar porque lloraba" y la habría envuelto presuntamente cuando "estaba todavía con vida" en un film transparente, provocando su muerte por asfixia.

Moya González habría introducido supuestamente a continuación el cuerpo sin vida de la pequeña en una bolsa de viaje "junto a su ropita y 15 piedras" para "arrojarla a una balsa de riego tras anudarle por fuera un bloque de cemento de grandes dimensiones" con el que se "aseguraba" de esta forma de que el cadáver "no saldría a flote". En esta balsa, ubicada en Fiñana, fue encontrado su cuerpo sin vida por agentes de la Guardia Civil el 28 de diciembre de 2012

El Ministerio Público asegura, asimismo, que tuvo retenida a la pequeña con vida entre los días 20 al 24 en el interior del cortijo familiar donde se "escondió" tras raptarla y abandonar a su madre, con quien había mantenido una relación sentimental, y que lo hizo a pesar de "los intentos reiterados de los agentes de la autoridad" y "los desesperados de la familia de la niña para que la entregase".

No apunta, sin embargo, en su relato de hechos qué movió a Jonathan Moya en su acción delictiva aunque a lo largo de la instrucción se apuntó a que el procesado, quien ofreció hasta tres versiones de los hechos en las que hablaba de una muerte accidental de Míriam al caérsele de los brazos "cuando corría por el monte" o "de una mesa", podría haber actuado por precio para vender a la menor.

Los dos últimos informes aportados a la causa apuntaron, por un lado, que "no tenía alteradas su facultades" aunque sí recogía "rasgos acentuados como impulsividad y tendencia a conductas antisociales" y por otro, descartaban que, tal y como ha sostenido él, la muerte se produjese por una de manera "accidental" ya que las lesiones no serían compatibles debido a "los múltiples focos de contusión" y la "impronta de dedos en el tórax".

VIDEOCONFERENCIA

Está previsto que Moya González comparezca en la audiencia preliminar mediante videoconferencia ya que está ingresado en el centro penitenciario de Herrera de la Mancha, en Ciudad Real. Moya aún tiene pendiente en mayo un juicio ante el Juzgado de lo Penal 2 de Almería por un presunto delito de apropiación indebida.

Las diligencias que el magistrado Jesús Miguel Hernández ha denegado a la defensa, que ejerce el letrado José Ramón Cantalejo, solicitaban el interrogatorio del procesado, la citación como testigo de Raúl R.F., así como la reconstrucción parcial de los hechos para dirimir si "bastó la intervención de una única persona para arrojar la bolsa de deporte por encima del vallado exterior de la balsa de riego".

Entre las periciales, interesó, asimismo, nuevos dictámenes para esclarecer la procedencia del ADN desconocido que se encontró en la ropa de la bebé y analizar la presencia de posible presencia de huellas dactilares en los rollos de film con los que fue envuelto su cuerpo.

Por último, entre estas diligencias que se podrán reiterar en el transcurso de la audiencia preliminar, figuraba la petición de librar oficio a la empresa u organismo encargado de la vigilancia de la Autovía A-92 para que aportase al juzgado las cintas de video de todas las cámaras de la misma que se encontraban operativas entre los días 22 y 24 de diciembre, y listado de todos los vehículos que circularon por la misma entre Almería y Guadix, así como entre el acceso a Tabernas y Almería.