Publicado 14/06/2020 17:39:46 +02:00CET

El Ayuntamiento de Almería inicia un plan sobre plazas del centro histórico para dar prioridad al peatón

Consulta de planos sobre el terreno en la reforma de plazas del centro por el Ayuntamiento de Almería.
Consulta de planos sobre el terreno en la reforma de plazas del centro por el Ayuntamiento de Almería. - AYUNTAMIENTO DE ALMERÍA

ALMERÍA, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Almería, a través del Área de Servicios Municipales, Urbanismo y Sostenibilidad Ambiental, ha iniciado un plan de mejora de espacios públicos en el Centro Histórico, que va a actuar en varias plazas en las que se da prioridad al peatón y la movilidad activa, se eliminan barreras arquitectónicas y se dota al entorno de uniformidad y continuidad en el pavimento, el alumbrado y las intervenciones medioambientales con especies arbóreas, arbustos y flores, en la línea marcada por el 'Plan Botania' de protección y conservación de la biodiversidad del patrimonio verde de Almería.

El objetivo fundamental de estas acciones, algunas ya en marcha, no es otro que el de mejorar los accesos y el entorno de la Alcazaba y convertir el Casco Antiguo en "un espacio público más amable, más seguro y accesible". Así lo apuntado la concejala delegada del Área de Servicios Municipales, Sacramento Sánchez, por medio de una nota de prensa.

Sánchez ha adelantado la actuación en las plazas Masnou, Borja y Cepero, además de en otras calles del barrio de La Almedina, en las que, con un presupuesto superior a los 120.000 euros, se favorece un proceso de transformación y mejora estética. Además, gracias a la reordenación urbanística prevista, se van a generar itinerarios accesibles actualmente inexistentes.

Con acciones dirigidas a la adecuación y mejora superficial de espacios urbanizados ya existentes, las plazas Borja y Cepero, por ejemplo, van a contar con un diseño acorde con la identidad de La Almedina. Se van a utilizar pavimentos realizados con ladrillo visto macizo 'tipo mudéjar' y pavimento tipo 'granadino' que, delimitados con piezas de mármol, darán a cada plaza una geometría típica de ese barrio tradicional.

Igualmente, se prevé instalar dos pequeñas fuentes en el centro de cada una de las plazas, de modo que, junto al arbolado, diferentes parterres y jardineras, los espacios quedarán diáfanos, sin coches, sin barreras arquitectónicas y con una imagen "amable y atractiva" en un entorno en el que el Parque de La Hoya, la mejora de las calles Almanzor y Pósito, y la próxima actuación en el Cerro de San Cristóbal, están dando un cambio de 180 grados al acceso al principal monumento de la ciudad, la Alcazaba.

Está previsto continuar con la mejora del acceso a este monumento desde la Plaza Vieja, donde Urbanismo prevé actuar en la urbanización de la plaza, la contigua Plaza de la Administración Vieja y, también a corto plazo, en la Plaza Marín y el entorno de la calle Las Tiendas, ha señalado la concejala de Urbanismo, Ana Martínez Labella.

Todas estas actuaciones cuentan, además, con la colaboración del Área de Movilidad, de modo que espacios sobre los que se interviene dotan de mayor protagonismo al peatón.

PLAZA MASNOU

Otra de las actuaciones previstas en el Centro Histórico es la referente a la transformación de la Plaza Masnou, donde se ha previsto un diseño que respete su continuidad con la calle Real y las actuaciones que Urbanismo está ejecutando en la calle Trajano y su entorno. En esta zona, además, está previsto suprimir el desnivel entre la acera y la calzada y eliminar las barreras arquitectónicas.

De la mano del Área de Sostenibilidad Ambiental, la batería de contenedores que hoy da la bienvenida a la plaza desde calle Real será soterrada, de modo que el espacio "ganará en accesibilidad, limpieza y visibilidad".

Está previsto el traslado para su posterior trasplante en otro espacio de los tres ficus, que serán sustituidos por dieciséis naranjos, una especie más propia de Almería y cuyas raíces dañan menos un espacio en el que se va a modificar el pavimento y se va a habilitar un parterre con vegetación autóctona de cara a salvar el desnivel actual.

La Plaza Masnou, en la que se invertirán cerca de 38.000 euros además del coste de los contenedores soterrados (incluidos los de separación de residuos), mejorará los itinerarios accesibles en pleno centro histórico y favorecerá la continuidad estética y libre de barreras de la zona.

El área, que prevé actuaciones 'blandas' en otros tres puntos de La Almedina, engloba estas actuaciones en un plan más amplio dirigido a "mejorar espacios, su distribución y la ocupación que los ciudadanos hacen de ellos y, de forma segura, a reconquistar las calles por parte de los peatones".

Una forma de entender la ciudad en la que el peatón gana protagonismo mediante el diseño de calles de plataforma única y la creación de 'zonas de convivencia' con velocidad limitada de cara a que la movilidad activa (a pie, bicicleta o patín) gane peso, subraya la concejala de Servicios Municipales, que ve en este tipo de diseños no sólo la oportunidad de dar continuidad estética al Casco Antiguo, sino también la de crear un "gran espacio de coexistencia" con un diseño acorde a las nuevas exigencias de movilidad.

La Gerencia de Urbanismo tiene en marcha las obras de la calle Trajano y su entorno, Plaza López Falcón y Plaza Careaga en el centro de la ciudad. Además, ha reconocido Ana Martínez Labella, se está en trámites de ejecutar el proyecto de la Plaza Vieja y se tiene también definido, de momento a nivel de proyecto, la actuación en este entorno, con acciones previstas en la Plaza de la Administración Vieja.

Está también en el ánimo del área actuar sobre la Plaza Marín y las calles que a ella llegan desde la calle Tiendas. Todo con la idea de mejorar nuestro Centro Histórico, un espacio que gana uniformidad estética y se convierte en atractivo para almerienses y visitantes que, a pie, pueden alcanzar los principales monumentos de la ciudad.

Para leer más