Calar Alto incorpora un nuevo instrumento para estudiar alrededor de 500 galaxias del universo cercano

Publicado 27/11/2018 16:14:23CET
EUROPA PRESS

ALMERÍA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Observatorio Hispano-Alemán de Calar Alto (CAHA), en Gérgal (Almería), va a incorporar un nuevo instrumento para el telescopio de 3,5 metros de apertura para estudiar alrededor de 500 galaxias en el universo cercano.

El proyecto seleccionado ha sido LUCA (del inglés Local Universe from Calar Alto) y busca desentrañar los procesos físicos a escalas tan pequeñas que permitan estudiar cómo la formación y evolución de las estrellas afecta a la formación y evolución de las galaxias en el universo cercano.

La fase de viabilidad del instrumento, financiada con 100.000 euros por la Junta de Andalucía y la Universidad de Almería (UAL), en colaboración con el Observatorio y el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), ya ha comenzado, según ha informado la institución académica en un comunicado.

"Las galaxias son grandes conjuntos de gas, estrellas, polvo y materia oscura con extensiones de miles de años luz. Pero los procesos de formación y evolución estelar, que determinan la evolución de la propia galaxia, se producen a escalas pequeñas, de pocas decenas de años luz, y su estudio resulta esencial para comprender las galaxias", ha apuntado Rubén García Benito, investigador del IAA-CSIC que coordina la parte científica del proyecto.

García Benito ha indicado que, de momento, se dispone de un modelo que explica de "manera satisfactoria" la estructura del universo a gran escala, una compleja red de vacíos, nodos y filamentos formados por galaxias y cúmulos de galaxias, pero que "aún persisten lagunas en nuestro conocimiento a escalas más pequeñas, por lo que no disponemos de explicaciones sobre cómo se forman y evolucionan las galaxias dependiendo del entorno".

En este escenario, LUCA busca aportar información clave mediante el estudio en detalle de más de 500 galaxias del universo cercano, de las que se obtendrán mapas de las poblaciones estelares, sus movimientos y su composición química, así como de las propiedades del medio interestelar a escalas.

Esta información permitirá establecer los procesos que gobiernan la física de la formación y evolución estelar a pequeña escala y su relación con la formación y evolución de las galaxias.

LUCA presenta una complejidad técnica derivada de la necesidad de combinar observaciones de gran campo (miles de años luz) con otras de regiones de pocos años luz.

"El instrumento, un espectrógrafo de campo integral con miles de fibras ópticas, permitirá a los astrónomos cartografiar nuestra vecindad en el universo con alta resolución angular y física. LUCA será capaz de observar grandes porciones del cielo generando una cantidad masiva de cubos de datos espectrales en el rango visible", ha señalado Francisco Prada, investigador principal del proyecto en el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC).

El instrumento, que según el comité evaluador supondrá un "claro beneficio" para el CAHA en cuanto a competitividad y liderazgo en la astrofísica moderna, afronta ahora su fase de viabilidad llevada a cabo por una colaboración internacional liderada por el IAA-CSIC y formada por la Universidad de Almería, el Laboratorio de Astrofísica de Marsella, la Universidad de Durham en Inglaterra, y el Observatorio Astronómico de Australia.

El Observatorio Astronómico Hispano-Alemán de Calar Alto está situado en la Sierra de Los Filabres, norte de Almería (Andalucía, España). Es operado conjuntamente por el Instituto Max- Planck de Astronomía en Heidelberg, Alemania, y el Instituto de Astrofísica de Andalucía (CSIC) en Granada, España. El observatorio es una Infraestructura Científico Técnica Singular (ICTS/MINECO) que cuenta con cuatro telescopios de 3,5, 2,2, 1,23 y 0,8 metros de apertura.