8 de abril de 2020
 
Actualizado 11/03/2014 12:14:55 +00:00 CET

Condenado a 20 años y medio por asesinar a una mujer por encargo de su exmarido

ALMERÍA, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha condenado a 20 años y seis meses de prisión al sicario que en julio de 2004 mató por encargo de su exmarido a Carmen L.S., a quien disparó en cinco ocasiones con una escopeta de caza cuando se encontraba trabajando en un invernadero de su propiedad en El Ejido (Almería) junto a su hijo de 13 años y su hermano.

   La sala de lo Civil y Penal rebaja en seis meses la pena impuesta por la Audiencia Provincial a A.P.E. al estimar que no se aplicó debidamente la atenuante de dilaciones indebidas al delito de tenencia ilícita de armas tal y como sostuvo la defensa en su recurso de apelación. Considera, no obstante, que el jurado popular que le declaró culpable de asesinato motivó de manera "correcta y suficiente" el veredicto y mantiene la pena de 20 años de cárcel por este delito.

   La sentencia, hecha pública este martes, modifica, asimismo, la responsabilidad civil y la fija en 100.000 euros el hijo de la víctima frente a los 150.000 estipulados en primera instancia ya que, según remarca, esta fue la indemnización conjunta y solidaria que se estableció en el acuerdo de conformidad con el que se resolvió el juicio al exmarido, Antonio Felipe C.C., quien aceptó 15 años de cárcel por este crimen.

   El jurado popular consideró acreditado tras la vista oral celebrada en julio de 2013 que A.P.E. fue el autor material del crimen a cambio de precio. Tuvo en cuenta como principales pruebas de cargo el hallazgo de su huella dactilar en el interior de vehículo en el que llegó junto al exmarido al lugar donde se perpetró el asesinato y su reconocimiento en una rueda por parte del hermano de la víctima.

   El instigador del crimen, de 47 años, también reconoció en su juicio haber pagado a una tercera persona para que matase a su exmujer después de que ella le denunciase por abusos deshonestos a su hijo aunque "ni negó ni confirmó" que hubiese sido A.P.E.

   Así, ni ante la Guardia Civil ni ante el juez reveló la identidad del sicario, quien, con una escopeta de caza del calibre 12 milímetros, abrió fuego contra víctima a una distancia de entre dos y cinco metros desde un vehículo en el que viajaba también Antonio Felipe C.C. y al que habían llegado al conocido como paraje El Rebeque donde estaba la finca agrícola de su propiedad.

   A.P.E. fue detenido en 2011 cuando, al renovar su DNI, sus huellas mostraron coincidencia con una dactilar que se encontró en el turismo desde el que se cometió el crimen. Fue señalado por el hermano de la víctima, testigo presencial del crimen, en una rueda de reconocimiento efectuada en 2011 tras su arresto y siete años después de que se perpetrase el asesinato.