Condenados 13 tripulantes de un buque mercante interceptado en Alborán con 16 toneladas de hachís

Publicado 15/11/2018 13:25:56CET

ALMERÍA, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Nacional ha condenado a penas de entre cinco años y seis meses y cuatro años y seis de prisión a los 13 tripulantes de un buque mercante que fue interceptado en agosto de 2017 en aguas del mar de Alborán con más de 16 toneladas de hachís a bordo, oculta junto a la carga legal de madera de conglomerado para puertas.

Los acusados mostraron conformidad con las penas interesadas por el Ministerio Fiscal antes de la celebración de la vista oral como autores de delitos de tráfico de drogas después de que estimase que concurría aplicarles la atenuante de confesión tardía ya que admitieron los hechos.

Según recoge la sentencia, consultada por Europa Press, el buque mercante 'Lady Boss' de 85 metros de eslora y pabellón de la Unión de Comores fue detectado a principios de agosto de 2017 cuando se dirigía a Casablanca (Marruecos) ya que levantó sospechas que se detuviera en su ruta hacía El Estrecho "haciendo rumbos y velocidades erráticas".

Poco después, fondeó en Orán y se dirigió de nuevo a Casablanca para detenerse al este de la Isla de Alborán durante un par de horas y cambiar el destino a Alejandría (Egipto).

El barco, que llevaba una carga de mercancía legal consistente en 290 palés de conglomerado de madera como material para puertas, fue cargado en el puerto de Martas (Turquía) el día 7 de julio y salió de dicho puerto al día siguiente con destino a Bejaia (Argelia), según el manifiesto de carga firmado por el capitán.

El tribunal remarca que, pese a haber pasado frente a las costas de Argelia lugar de destino, navegó durante un mes "dando vueltas injustificadas" por el Mediterráneo y sin entregar la carga legal de puertas.

Localizado el buque mercante un mes después de su salida de puerto turco, el helicóptero Vigilancia Aduanera 'Argos 2' y el patrullero 'Alcatraz', con ayuda del buque de la Guardia Civil, y una vez solicitada y obtenida autorización a través del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), se procedió al abordaje en aguas internacionales.

Una vez trasladado al puerto de Almería, en cumplimiento de resolución judicial del Juzgado Central de Instrucción 3, autorizando la entrada y registro en el mercante, tras abrir las escotillas de la bandeja de carga se ocuparon 600 fardos de hachís y en el cuarto de derrota del puente de mando se ocupó el teléfono satelitario.

El fallo remarca que los procesados sabían lo que transportaban en el buque ya que había sido cargada previamente en alta mar. La carta estaba repartida en dos tipos de fardos: 480 fardos mas oscuros, rectangulares y con mas pesados, con peso total de 13.187.116 gramos y 120 fardos de color mas claro y cuadrados con un peso total de 2.835.901 gramos.

El total de la droga incautada, tras ser pesada y analizada, resultó ser de 16.023.017 gramos de resina de cannabis, con riqueza de entre 10,88 a 9,24 por ciento, y que hubiera alcanzado un valor en el mercado ilícito de 26.550.111 euros. La carga legal de madera para puertas fue descargada y entregada a su propietario.

Para leer más