Fiscalía de Almería pide prisión para un hombre acusado de estafar a más de 300 personas con la venta online

Audiencia Provincial de Almería
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 13/10/2018 10:51:34CET

ALMERÍA, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía Provincial de Almería va a solicitar nueve años de prisión para un hombre identificado como M.T.S. acusado de estafar durante cinco años seguidos a un total de 307 personas con la venta de objetos por internet que oferta pero que, tras el pago, no remitía, de forma que se hizo con un beneficio ilícito de más de 121.000 euros.

La calificación provisional del fiscal, consultada por Europa Press, reclama además otros seis años de prisión para cada uno de sus dos colaboradores identificados como J.M.C.M. y D.M.G. por contribuir a la estafa, así como distintas multas para cada uno de ellos y a la devolución de todas las cantidades percibidas por cada una de las personas que fueron estafadas entre mayo de 2009 y diciembre de 2013.

Según los hechos señalados por el Ministerio Público, los tres hombres se habrían concertado entre sí para obtener dinero mediante la publicación de anuncios en populares páginas web de venta por internet entre particulares, donde ofertaban entre otros productos robots de cocina, equipos de música, ordenadores o teléfonos móviles de alta gama.

Así, exhibían sus ofertas con precios inferiores al valor de los productos en el mercado real "para atraer a posibles compradores", si bien todos los artículos eran "inexistentes". Así, para dar apariencia de veracidad a la publicidad, aportaban datos del vendedor como nombre, DNI y teléfono de contacto a partir de documentos de identificación personal "sustraídos y extraviados".

Igualmente, para evitar ser localizados, los implicados en la trama se habrían servido de teléfonos con números prepago "adquiridos por personas no identificadas relacionadas con los acusados o con nombres ficticios".

Con este sistema, los compradores "al ver el anuncio y en la creencia de que era real el producto ofertado", por lo que "tras su abono les iba a ser remitido", contactaban con M.T.S., quien "se hacía pasar por el vendedor, asumiendo los datos de identidad de personas ajenas a los hechos" a partir de los DNI sustraídos o extraviados, según sostiene la Fiscalía.

PAGOS MEDIANTE GIRO POSTAL

El supuesto vendedor habría convencido además a los compradores, de todos los puntos de España, para que abonaran los productos mediante un giro postal "al consta de este modo los datos de identidad del vendedor", con lo que les hacía creer que este era "el modo más seguro". De la misma manera, y para "hacer más verosímil la operación", les facilitaba un número de localizador "falso" de la empresa de transporte que, supuestamente, les debía entregar el producto adquirido.

Los acusados habrían cobrado los giros postales en diferentes sucursales de Correos de Madrid, donde se enviaban por los compradores las cantidades correspondientes a los productos adquiridos, que variaban entre los 300 y 900 euros.

La Fiscalía atribuye a M.T.S. ser el encargado de colgar los anuncios de venta ficticia en las páginas web así como ser la persona que respondía a las llamadas de posibles compradores, para dar los datos de pago. Por su parte, J.M.C., junto con otras personas no identificas, tendría encomendado facilitar datos correspondientes a DNI extraviados o sustraídos de terceros, sin que conste la autoría de tales sustracciones.

Por su parte, D.M.G., también con otras personas no identificadas, tenía como misión "desplazarse de acuerdo con el plan establecido a las oficinas de Correos de Madrid" para cobrar los giros postales, de forma que exhibía los DNI que tenían en su poder. Los compradores solo percibían tras el envío del dinero que el número de localizador era falso y que habían sido "engañados".