Médicos y enfermeros de las UCI de Andalucía participan en unas jornadas para mejorar su labor

Carmen de la Fuente, presidenta de SAMIUC, y el doctor Andrés Ruiz Valverde
SAMUIC
Publicado 09/11/2018 15:12:21CET

ALMERÍA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

Más de un centenar de médicos y enfermeros de las unidades de cuidados intensivos (UCI) de Andalucía participan en Almería en el XXXVI Congreso de la Sociedad Andaluza de Medicina Intensiva y Unidades Coronarias (Samiuc) y sus XI Jornadas de Enfermería de UCI con el fin de abordar algunos de los principales avances y controversias de su ámbito asistencial como medida para favorecer su excelencia profesional.

Según ha explicado la organización en una nota, durante las jornadas se han abordado asuntos como una mayor humanización de los procesos asistenciales, la sedoanalgesia y confort en el paciente crítico, el soporte extracorpóreo (ECMO) o el futuro del paciente séptico dentro del programa científico del encuentro.

Las jornadas, que también cuenta con sesiones específicas sobre nutrición en el paciente crítico y donación de órganos para Enfermería, se complementa asimismo con una serie de talleres para actualizar destrezas en técnicas como el correcto manejo de la ventilación mecánica no invasiva o la reanimación cardio pulmonar, entre otros contenidos. Esto se complementa con la presentación de casi 120 pósters y comunicaciones científicas realizadas por unidades hospitalarias de toda Andalucía.

"La celebración de este encuentro representa una puesta al día en nuestras habilidades y destrezas profesionales, lo que se va a traducir en una mejor atención a los pacientes críticos", ha explicado la presidenta de Samiuc, Carmen de la Fuente, quien también ha destacado el "importante rol" que desempeñan los intensivistas en la cadena sanitaria, en especial ante aquellas enfermedades tiempo-dependientes como ictus, infarto o sepsis, en las que "una rápida actuación está directamente relacionada con una mayor probabilidad de salvación del paciente y reducción de daños".

LA SEPSIS, LA "GRAN DESCONOCIDA"

Tan sólo la sepsis afecta al año a más de 700 personas, de las cuales cerca de 250 pueden llegar a morir por complicaciones diversas. Una cifra 13 veces superior a los fallecidos, por ejemplo, en accidentes de tráfico y muy superior también a las muertes provocadas por cáncer de mama, colon o páncreas. "Pese a su extraordinaria gravedad, esta afección médica causada por una respuesta inmunitaria abrumadora ante una infección, es aún una gran desconocida entre la sociedad", han valorado.

No obstante, una rápida actuación ante un cuadro de este tipo permite que los pacientes sobrevivan en un 80 por ciento de los casos siempre que se intervenga en la primera hora, reduciéndose hasta un 15 o 20 por ciento la posibilidad a partir de las 12 primeras horas.

"Entre los centros hospitalarios andaluces está extendido el 'Código Sepsis', un protocolo de actuación multidisciplinar que permite a los profesionales sanitarios reconocer una situación de infección grave del paciente y poner en marcha rápidamente todas las medidas de diagnóstico y tratamiento disponibles, con su derivación inmediata a la UCI. Un proceso transversal que requiere de la intervención fundamental de los intensivistas", ha subrayado De la Fuente.

Del mismo modo sucede con un paro cardiaco, por el que 6.600 personas fallecen al año en Andalucía, unas 18 diarias. La aplicación de la resucitación cardiopulmonar de forma precoz aumenta hasta un 80 por ciento las posibilidades de supervivencia si se desfibrila antes de los cinco minutos siguientes al paro, por lo que el número de vidas salvadas gracias a esta intervención podría salvar anualmente, tan sólo en la provincia de Almería, a más de 400 personas.

En la celebración de este encuentro profesional de médicos y enfemeros de las UCI andaluzas en Almería han jugado un papel esencial los intensivistas que desempeñan su labor en los centros hospitalarios de esta provincia, y que han contado con el doctor Andrés Ruiz Valverde, jefe de la UCI del Hospital Torrecárdenas, como máximo responsable del comité organizador local.

La UCI del principal hospital almeriense es toda una referencia en su ámbito, atendiendo a unos 1.350 pacientes año --de los que el 35-40 por ciento son pacientes cardiacos-coronarios-- y registrando una tasa de mortalidad que no supera el diez por ciento, una de las mejores entre los hospitales de su misma categoría en la región.