28 de marzo de 2020
 
Actualizado 03/07/2019 17:01:50 CET

Las medidas de contención al menor fallecido en Oria (Almería) se aplicaron en presencia médica, según la Junta

Entrada a la Ciudad de la Justicia de Almería
Entrada a la Ciudad de la Justicia de AlmeríaEUROPA PRESS - Archivo

ALMERÍA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las medidas de contención derivadas de los protocolos ante una "situación de agresividad y violenta" que se aplicaron a I.T., el joven de 18 años que falleció el pasado lunes en el centro de menores 'Tierras de Oria' de Almería, se realizaron en presencia del médico de las instalaciones, quien fue el primero en aplicar técnicas de reanimación al detectar síntomas de parada cardiaca en el muchacho.

Según han indicado a Europa Press fuentes de la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local de la Junta de Andalucía, la dirección del centro que gestiona la entidad Ginso ha terminado su informe sobre los hechos y lo ha puesto a disposición del Juzgado de Instrucción Único de Purchena, que investiga las causas de la muerte.

En este sentido, las mismas fuentes han precisado que el informe de la autopsia practicada al joven de origen marroquí en el Instituto de Medicinal Legal (IML) de Almería será remitido directamente al juez instructor en el marco de las diligencias abiertas al respecto.

Por su parte, el Gobierno andaluz también ha solicitado al centro de menores información complementaria para "conocer con exactitud" lo ocurrido en torno a las 15,30 horas del pasado lunes, cuando desde el centro se solicitó asistencia médica al 061 ante una posible parada cardiorrespiratoria.

El joven, que también fue atendido por los servicios médicos a su llegada, murió sobre las 16,22 horas después de que se movilizara un helicóptero desde el Hospital Comarcal de Guadix, que no llegó a efectuar el traslado, según fuentes de la Guardia Civil.

La autopsia junto con el resto de informes permitirán determinar lo que originó el deterioro repentino de salud en el joven, que había ingresado en el centro ante unas medidas dictadas por un juez de Menores de la provincia de Cádiz.

Desde la Administración autonómica han recalcado que el protocolo aplicado ante situaciones de violencia o agresividad por parte de los menores en este tipo de centro está revisado por la propia Junta de Andalucía y bajo la aplicación de la Ley del Menor, por lo que las respuestas previstas a cada caso son "proporcionales al grado de agresividad, riesgo o peligrosidad". En este caso, si bien no ha trascendido el origen de la aplicación de las medidas, se ha descartado que hubiera otros menores implicados.