Moreno (PP-A) augura un bloque de cambio y anima a huir de las "fake encuestas"

En Almería, el presidente del PP, Pablo Casado, presenta la intervención del can
Jesús Prieto - Europa Press
Actualizado 13/11/2018 14:55:56 CET

ALMERÍA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El presidente del PP-A y candidato a presidir la Junta, Juanma Moreno, ha afirmado este martes que los populares están "acariciando la posibilidad de un bloque de cambio en Andalucía y en tres semanas eso puede ser real", por lo que ha animado a los votantes a huir de las "fake encuestas" con las que "el socialismo nos va a inundar" para trasladar que "el PSOE gana, que no hay nada que hacer y que si uno es votante del PP, lo mejor que puede hacer es quedarse en casa".

   Así se ha expresado el presidente de los populares andaluces en un desayuno informativo de Nueva Economía Fórum en Almería, donde ha contado con el presidente del PP, Pablo Casado, y ha señalado el "momento complejo" que existe para "medir la intención de voto" de los andaluces, especialmente por ese tipo de encuestas que se hace "con el objetivo político de desmoralizar y quitar tensión a una parte del electorado".

   Aunque ha dejado claro su "máximo respeto a los sociólogos" y al trabajo que realizan, Moreno ha recordado la existencia de sondeos "que se hacen 'ad hoc' para trasladar que no hay opción de cambio", de manera que cree que desde el PSOE se va a hacer referencia constante a este tipo de encuestas durante la campaña electoral para desmovilizar a su electorado cuando, según sus propios datos, "los vientos de cambio han llegado para quedarse".

   "A pesar de las encuestas, vamos a tener una posibilidad real de un nuevo gobierno de bloque de cambio", ha sentenciado el dirigente popular andaluz, quien confía en los datos que maneja su partido así como en las sensaciones que recibe de "los 4.000 kilómetros que me meto todas las semanas" por la región andaluza "hablando con la gente", según ha manifestado.

   No obstante, Moreno ha reconocido que es "difícil competir en una tierra" donde "desde el Gobierno de la Junta de Andalucía lidera, impulsan y planifican una trama de corrupción cuya cuantía está en torno a los 800 millones de euros y cuyo objetivo fundamental era la compra de favores políticos para mantenerse en el poder", según ha opinado antes de recordar que existe una investigación judicial abierta "por ese mismo comportamiento" a través de "cinco consejerías", cuya cantidad "podría estar en torno a los 4.300 millones".

   Con esto, ha considerado que "competir contra un Gobierno que tiene la discrecionalidad de gastar donde quiere y como quiere para comprar favores políticos es francamente difícil" por lo que cree que hay que "ser radicales en la lucha contra la corrupción en nuestra comunidad autónoma" y, al mismo tiempo, evitar las "promesas huecas" a las que "nos tiene acostumbrado el socialismo" y que "desempolva" ante los procesos electorales, aunque luego "solo cumplen en un diez por ciento, las que son de trámite".

"SOMOS LA ÚNICA OPCIÓN DE CAMBIO POSIBLE"

   Moreno ha reivindicado el PP-A como "la única opción posible si queremos cambiar las cosas" después de "40 años de gestión socialista". "Es necesario un cambio de gobierno, un nuevo equipo, de presidente y de gestores, y ese cambio solo tiene una vía, un acceso directo, que es el PP de Andalucía", según ha reiterado después de incidir en que quiere presidir la Junta. "Lo deseo con toda mi alma y no es un objetivo o ambición personalista", ha apostillado.

   De este modo, ha augurado que en los próximos 19 días "todo el mundo se presentara como el cambio", incluido el PSOE. "Se me abrieron las carnes cuando escuché a un dirigente socialista decir que iba a incorporar un cambio en Andalucía", ha manifestado Moreno, quien no tiene dudas de que, si los resultados electorales lo permiten, Podemos o Ciudadanos pactarán con los socialistas si reúnen votos suficientes para ello.

   "Sería una traición apoyar a Susana", ha dicho el presidente del PP andaluz, quien pretende ser el nuevo máximo representante del Gobierno andaluz para "ganar al desempleo, al millón de parados en Andalucía, a las listas de espera quirúrgicas y diagnósticas, a las de la dependencia, y a las de la educación, que nos condenan al último lugar".

   En esta línea, ha lanzado algunos de sus compromisos si alcanza la presidencia de la Junta, entre ellos varias rebajas de impuestos y supresión de trabas dirigidas a los empresarios a través de una "plan 'BMI', que va a ser una bajada masiva de impuestos" destinado a aparejar la presión fiscal de Andalucía "al mismo nivel que en la Comunidad de Madrid" y atraer la inversión extranjera, en la que Andalucía está por debajo de otras comunidades como Asturias o Extremadura, según ha indicado.

   Así, ha adelantado que entre sus intenciones está la derogación de leyes que "limitan la creación de empleo", entre las que ha citado el Plan del Litoral Andaluz, así como aquellas otras órdenes que regulan la puesta de un negocio y que "dificultan" su funcionamiento en sus primeros 30 días. Otras medidas para incentivar la economía anunciadas por Moreno pasan por bonificar impuestos al pequeño y mediano comercio durante su primer año de funcionamiento e impulsar los puertos deportivos náuticos con un plan especial para "hacerlos competitivos".

   Igualmente, ha abogado por acabar con la "Andalucía de las dos velocidades" que "el socialismo ha construido" y que perjudica a los pequeños pueblos del interior, lo que repercute en su despoblación debido a que en ellos "uno no puede tener determinados servicios y determinada calidad de vida".

Contador