2 de junio de 2020
 
Actualizado 21/05/2020 9:25:46 +00:00 CET

Níjar (Almería) pone módulos sanitarios para 34 asentamientos y reparte 13.430 litros de agua potable al día

Asentamiento de chabolas en Almería
Asentamiento de chabolas en Almería - ADELANTE ANDALUCÍA - Archivo

NÍJAR (ALMERÍA), 21 May. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Níjar (Almería) repartirá 13.420 litros diarios entre las 1.350 personas que residen en alguno de los asentamientos chabolistas localizados en la comarca e instalará un total de seis módulos prefabricados y una caseta sanitaria para darles cobertura en la crisis provocada por la Covid-19.

Además del reparto de agua, que se iniciará el 1 de junio y se prolongará durante siete meses, el consistorio ha diseñado un dispositivo de limpieza y desinfección que incluye la instalación de contenedores con recogida de residuos 20 días al mes, y la retirada de más de 9.600 metros cúbicos de residuos, en su mayoría madera, plásticos, o restos herbáceos y agrícola, en el entorno de los 34 asentamientos de infraviviendas identificados.

El plan de intervención, dotado con más de 700.000 euros liberados por la Junta de Andalucía y aprobado en pleno por el Ayuntamiento, se apoya también en las entidades no gubernamentales que desde hace años trabajan en la zona y han constituido el principal apoyo desde que se decretó el estado de alarma de sus residentes, para suministro de alimentos, reparto de material preventivo como EPI y las campañas de concienciación ante el coronavirus.

Así, según la documentación consultada por Europa Press, las entidades Médicos del Mundo, Cruz Roja y Fundación Cepaim, que ya alertaron al principio de la pandemia de que la población en estos asentamientos presentaba una especial vulnerabilidad frente a la infección y suponían un grupo de alto riesgo, recibirán 60.000; 65.000 y 25.000 euros, respectivamente.

En concreto, la "dilatada experiencia" de las tres onegés en la "complejidad y diversidad de situaciones" que se dan en los asentamientos las avalan para, además de lo anterior, llevar a cabo medidas preventivas y talleres sociosanitarios; concienciar sobre hábitos saludables de higiene y limpieza del entorno "con la participación activa y protagonista de los inmigrantes que residen en asentamientos chabolistas que se desplazan para trabajar en las campañas agrícolas o que viven durante todo el año desempeñando tareas agrícolas en los cultivos bajo plástico".

Para el suministro de alimentos y productos de higiene, sanitarios y de primera necesidad presupuesta 40.529,27 euros y prevé la contratación de un técnico educador social para reforzar los servicios públicos durante la crisis sanitaria.

El documento precisa que teniendo en cuenta "la dispersión geográfica" de los asentamientos, la "diversidad de circunstancias detectadas" y el "aumento de personas vulnerables", el suministro de alimentos se valorará desde los Servicios Sociales Comunitarios como atención inmediata, lo que va a agilizar los procedimientos administrativos.

Para el estudio y valoración para la concesión de los alimentos y productos de higiene se realizará una coordinación con entidades sociales de la zona y en algún caso es derivado por las propias organizaciones no gubernamentales.

La mayor cuantía del plan de intervención, en concreto casi 300.000 euros, se la lleva el dispositivo de recogida de residuos sólidos urbanos y el operativo para la limpieza y la desinfección, con el que se va a actuar sobre más de 64.000 metros cuadrados y en el que se utilizarán medios ambientales para que "no se produzcan nubes de polvo durante las labores".

MÓDULOS HIGIÉNICOS Y CASETA SANITARIA

En inversión dentro del plan, le sigue la adquisición y distribución de agua potable que, dado otra vez la dispersión geográfica de los asentamientos chabolistas, se hará con, al menos, dos camiones cuba "con la intención de suministrarla en el menor tiempo posible y que los tiempos de espera no afecten de manera gravosa al reparto". Está dotado con 159.741,49 euros.

En el marco de las medidas preventivas y paliativas, el Ayuntamiento de Níjar también va a alquilar seis módulos prefabricados; dos de ellos serán diáfanos para ampliar las instalaciones municipales de cobertura para emergencias sociales y para contención de contagios mientras que otros cuatro estarán dotados de duchas, lavabos, wc y calentador eléctrico.

Según se indica en el documento, con esto se persigue "evitar situaciones proclives a proliferación de contagios; dotar de infraestructuras logísticas para alojamiento y almacenamiento; proteger mediante compartimentación a los usuarios y sanitarios; contra con alojamiento temporal de usuarios en situación de riesgo y con alojamiento temporal de personal de apoyo para la gestión de la emergencia".

La alcaldesa de Níjar, Esperanza Pérez, ha valorado la actuación y ha remarcado que la "orden de la Junta para invertir este dinero y para destino final de los fondos" era "muy concreta", por lo que "obviamente se ha aplicado siguiendo estos criterios".

"Esos fondos no tenían como fin dar una solución a la situación de chabolismo, sino atender a esas personas durante la pandemia garantizándoles servicios básicos.

No obstante, seguimos trabajando para que esa solución definitiva llegue porque es posible, muy necesario por humanidad con esas personas, y también porque nuestra imagen como comarca que lidera la producción agrícola de calidad y la excelencia turística, lo necesita", ha concluido.

Contador

Para leer más