Actualizado 15/08/2009 16:49 CET

Sucesos.- Guardia Civil interviene más de 175.000 kilogramos de productos blanqueantes sin registro industrial

ALMERÍA, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Seprona de la Guardia Civil de Almería, en la denominada operación Cromo, ha inmovilizado 175.400 kilogramos de productos para blanqueo de invernaderos, que contiene Cromo hexavalente (Cromo VI) en proporción peligrosa para la salud de sus manipuladores.

En este caso, el tóxico detectado no afecta a la producción, siendo peligroso sólo para las personas que manipulan el preparado durante los procesos de blanqueado, según explicó en un comunicado la Guardia Civil.

La investigación se desarrolló tras conocer los agentes del Seprona de Almería la posible comercialización, bajo distintas denominaciones comerciales, de productos para el blanqueo de invernaderos o sombreo de plásticos que podrían incluir un compuesto químico tóxico no declarado, y que estaría siendo distribuido por una empresa de La Mojonera.

Después de varios meses de investigación y tras ser localizada la empresa distribuidora, como resultado de una primera inspección, agentes del Seprona procedieron a la inmovilización preventiva de 5.300 kilógramos de Fijablanc Plus, 18.750 kilógramos de Blanckopp y 6.250 kilogramos de de La Blanche, productos de los que se obtuvieron muestras que fueron remitidas al Departamento de Química del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil en Madrid, a fin de determinar si representaban algún riesgo para la salud.

Los productos intervenidos estarían compuestos por un preparado químico no declarado a base de carbonato cálcico --inerte y biodegradable-- al que se le habría añadido como adhesivo o "mordiente", Cromo VI, en una proporción que podría rondar 1,1 g/kg, "sustancia esta última tóxica y peligrosa para la salud que requiere durante su manipulación la utilización de equipos de protección individual (EPIs) adecuados".

En este caso, según indicó la nota, el etiquetado de los sacos de los productos citados no contienen indicación o signo alguno de peligro, con "claro incumplimiento de las normas sobre clasificación, envasado y etiquetado, previstas en la legislación vigente".

El Cromo VI, es un producto tóxico que se utiliza en pinturas, cementos, procesos de galvanizado de hierros y otros usos, en concentraciones determinadas por la legislación y con obligada advertencia de su presencia en las etiquetas de los productos que lo contengan, con indicación de la composición química cuantitativa del producto, tanto en el envase como en la ficha de datos de seguridad.

Continuando con la investigación, la Guardía Civil pudo determinar que los productos intervenidos son fabricados y envasados en Rumanía por una empresa holandesa que los distribuye por toda Europa, siendo añadido el Cromo hexavalente para ayudar a la fijación del carbonato cálcico en los techos de los invernaderos, durante el proceso de blanqueo.

Asimismo, apuntó que la Guardia Civil ha podido constatar que las fichas técnicas de seguridad de los productos intervenidos, no indican la presencia del Cromo VI y carecen de registro industrial en España.

La falta de información preceptiva en el etiquetado del producto, entre otros, da lugar al riesgo de exposición química de los trabajadores que quedan desprotegidos frente a este producto durante su uso y manipulación, y al incumplimiento de la legislación en materia de gestión y transporte de residuos tóxicos, al ser tratado por desconocimiento de su peligrosidad como inerte.

Del resultado analítico de las muestras obtenidas por el Seprona, se constató la presencia de Cromo hexavalente en todas las muestras remitidas, en cantidades comprendidas entre 1.360 mg/Kg y 540 mg/Kg.