Actualizado 28/11/2017 19:22 CET

Tejerina insiste que no se cumplen las condiciones legales para un trasvase de agua desde el Negratín

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha defendido que un trasvase de agua desde el embalse del Negratín para regantes almerienses no es posible porque no se dan las condiciones que se establece la ley para que se lleve a cabo. "El Gobierno está actuando desde el comienzo de la sequía para minimizar el impacto de la falta de agua en toda España y seguiremos haciéndolo, pero hasta donde sea legal y físicamente posible", ha añadido.

En el pleno del Senado de este martes y, respondiendo a una presunta del PSOE sobre si el Gobierno piensa realizar un trasvase a modo de riego de socorro para salvar a los árboles frutales de Almería, Tejerina ha explicado que el trasvase Negratín-Almanzora está "regulado por una ley del año 1999 y permite llevar un máximo de 50 hectómetros cúbicos de las cuencas del Guadalquivir a las cuencas mediterráneas andaluzas para regar una 24.000 hectáreas".

Sin embargo, tal y como ha apuntado la ministra, "es la ley la que fija las condiciones de ese trasvase" y, en este caso, la legalidad establece que "el volumen de agua para el Negratín exceda los 210 hectómetros cúbicos y que el volumen embalsado en el sistema de regulación general del Guadalquivir supere el 30 por ciento". A fecha del l de noviembre, la cuenca del Guadalquivir "está en situación de alerta" por lo que una de las dos condiciones legales para el trasvase "no se cumple".

"La ley prohíbe a la comisión técnica del trasvase autorizar nuevos trasvases hasta que se recupere la situación de la cuenca que preste el agua", ha remachado Tejerina, quien ha añadido que "ni para la comisión técnica ni para el Gobierno el incumplimiento de la ley es sencillamente una opción". Por último, ha admitido que esto se podría llevar a cabo a través de un decreto ley pero "con lo votos en el Congreso de los diputados del PSOE" y eso es algo que, según ha dicho, los socialistas "no están en condiciones de asegurar".

Tejerina ha insistido en que el Gobierno "no ha dejado de acompañar a los regantes" y "se hace todo lo posible" aunque los límites "los marca la ley". A esto, ha añadido que en el marco legal si cabría que los regantes puedan llegar a un acuerdo de cesión de derechos con otras comunidades que no sería un trasvase, según ha aclarado, sino que sería una cesión de agua. "El Gobierno hará todo lo posible dentro del marco legal como ya se hizo con la cesión de los regantes de Genil-Cabra", ha dicho.

En relación con los regantes de Bajo Almanzora, García Tejerina ha explicado que reciben agua de la desaladora de Carboneras, cuya actividad este Gobierno "ha incrementado hasta siete hectómetros cúbicos para finales de este año". "Esperamos que los regantes puedan recibir en el futuro agua de la desaladora de Bajo Almanzora", ha dicho, al tiempo que ha añadido que esta es una desaladora "que si hubiera sido construida en el margen derecha del Almanzora, donde se había proyectado inicialmente, y no en una zona inundable con defensas insuficientes y un coste de 63 millones de euros, es más que posible que hubiera suministrado agua de calidad desde 2012".

Esto último, según ha dicho fue "una decisión, ha resaltado, que no adoptó este Gobierno". Por último, ha apuntado que se ha considerado la no existencia de prejudicialidad penal en relación con la desaladora, lo que permite plantear un proyecto de reconstrucción.

Por su parte, el senador del PSOE Juan Carlos Pérez ha asegurado que los problemas que sufre el campo almeriense por la sequía "son problemas estructurales sin acometer en más de cinco años" donde "siguen sin atender las demandas de esas 24.000 hectáreas, 10.000 regantes y cuatro millones de árboles frutales que se están secando". "Hablamos de miles de empleos que se ven afectados gravemente por el cierre del trasvase", ha añadido Pérez.

Además, ha sugerido que, aunque exista le ley que ha citado la ministra, la solución pasa por la elaboración de un decreto ley "que es lo que ha pedido la Mesa del Agua" y que solicita que "por debajo del 30 por ciento de reserva se pueda hacer el trasvase, siempre manteniendo el abastecimiento humano". Por tanto, para el senador socialista el problema de los regantes almeriense "se podría haber solucionado" porque "el déficit hídrico de la provincia de Almería es de 179 hectómetros cúbicos y lo que se piden son solo cinco para un riego de socorro".

Por último ha criticado que la desaladora de Almanzora lleve "cinco o seis años sin reparar", por lo que ha pedido al Gobierno "que no haga soluciones temporales ni parches" y que haga "auténtica política hidráulica" que no sea "la política del ya lloverá" que es la que, según ha dicho, sigue presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Para leer más