Turismo.- El acceso en vehículo a motor a las playas de Poniente de Cabo de Gata se restringe desde este sábado

Publicado 20/06/2015 5:57:32CET
Parque Natural de Cabo de Gata. La isleta del moro.
EUROPA PRESS

ALMERÍA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Andalucía, a través de la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, va a restringir desde este sábado el acceso a las playas y calas del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar (Almería) ubicadas entre Genoveses y Cala Carbón mediante vehículos motorizados, de forma que el acceso quedará limitado a un determinado número de coches --entre 400 y 500 vehículos-- y el uso de autobús por los que, como en años anteriores, se abonará una cantidad.

El servicio de gestión de aparcamientos y acceso a las playas, a cargo de la empresa Torres y González Díaz (Grupo Playas y Cortijos), incorpora como novedad este año la aplicación de descuentos a familias numerosas y a pensionistas de entre el 20 y 50 por ciento hasta el final de temporada, es decir, hasta el 20 de septiembre.

Durante este periodo, se acondicionarán plazas de parking en las playas de Mónsul, Genoveses y el Barronal bajo un precio de cinco euros por vehículo al día, mientras que el acceso en autobús será de dos euros para trayectos de ida y vuelta, y de 1,50 euros para trayectos sólo de ida.

El abono de los tickets se verá reducido entre un 20 y 50 por ciento en función de las categorías general o especial de familias numerosas, mientras que los pensionistas obtendrán una reducción máxima del 30 por ciento en el pago las entradas. En todos los casos el descuento se practicará por ticket por persona y día.

El horario en el que se cobrará por el estacionamiento de vehículos será entre las 8,00 y 19,00 horas. Cuando el personal comunique que el aforo se encuentra completo, se cerrará la barrera que da acceso a estas playas, y se levantará periódicamente para permitir el acceso de más vehículos en igual número a los que salgan. Asimismo, se reservarán varias plazas para vehículos que dispongan de tarjeta de aparcamiento para personas con movilidad reducida o con discapacidad física.

Para el servicio de transporte discrecional, la empresa dispondrá como mínimo de dos autobuses de 55 plazas cada uno, si bien se ha comprometido a ofrecer tantos vehículos como sea necesario, en función de la demanda, sobre todo en fines de semana, festivos u otras fechas en las que se prevea algún evento multitudinario.

La ruta de los autobuses será circular y tendrá como origen la parada inicial de San José --habilitada en el casco urbano--, y finalizará en la zona de aparcamientos adyacente al Centro de Servicios Litorales, donde se habilitará una zona de parada, en Mónsul. Existirá una parada intermedia permanente en Los Genoveses, situada cerca de la zona de aparcamiento habilitada en la playa de dicho enclave, destinada a la carga y descarga de pasajeros en ambos sentidos de la ruta circular.

En cualquier caso, cuando lo soliciten los usuarios, los autobuses podrán efectuar paradas no permanentes para la carga y descarga de pasajeros en las inmediaciones de la zona de barrera de acceso de entrada y salida a la pista de acceso a las playas y en la zona habilitada del aparcamiento de Barronal.

BAÑOS PORTÁTILES

Otra de las novedades que se contempla para esta temporada es la instalación de dos servicios portátiles de WC, de forma que la empresa adjudicataria del servicio será también la responsable del mantenimiento de los mismos. Asimismo, el Grupo Playas y Cortijos también dará información medioambiental a los visitantes y se encargará del mantenimiento del ecosistema.

Con respecto a ese mantenimiento, el contrato precisa que la empresa asumirá las tareas de recogida manual de los residuos que se suelen generar como consecuencia de la gran aglomeración de personas que se registra en los meses de verano. Para este servicio, la empresa contará con dos operarios y un vehículo adaptado.

La limitación a la circulación, que se viene aplicando desde hace unos años, se adopta a la vista del exceso de tráfico rodado a las playas naturales situadas a poniente de San José durante la época estival, tráfico que supera la capacidad de carga del Parque Natural y que supone un factor de degradación de sus valores naturales y paisajísticos, además de un riesgo para la seguridad y el bienestar de las personas.

El contrato administrativo suscrito por la Delegación Territorial y la empresa Torres y González Díaz se ha adoptado mediante procedimiento negociado sin publicidad. El Grupo Playas y Cortijos es propietaria o dispone en exclusiva de medios materiales que se consideran necesarios para la prestación de los servicios, esto es, las fincas donde se encuentran dos espacios habilitados para el aparcamiento.

Para leer más