Publicado 21/05/2015 19:34CET

Almadraba de Barbate acusa a Inspección de Pesca de "paralizar" su actividad exigiendo condiciones "inviables"

CÁDIZ, 21 May. (EUROPA PRESS) -

La almadraba de Barbate (Cádiz) ha pedido "flexibilidad" a la Inspección de Pesca, que actualmente tiene "paralizada" su actividad al exigirle condiciones "inviables" para poder traspasar los atunes a la piscina de engorde.

En una nota de prensa se explica que el director de Pesquerías de Almadraba, S.A. (almadraba de Barbate), Pedro Muñoz Brenes, ha indicado que, tras el esfuerzo realizado para preparar la presente campaña de pesca, se enfrentan a "un problema burocrático que pone en peligro toda la campaña y los más de 200 puestos de trabajo que genera".

Muñoz destaca su colaboración año tras año con la inspección pesquera que ha contribuido a lograr "una imagen de prestigio", así como "el cumplimiento del cien por cien de la normativa actual". Sin embargo, acusa a la Inspección de pretender que la pesca de almadraba "se convierta en un trámite administrativo lento y tedioso".

"Nos piden que pesquemos solamente cuando el agua está cristalina, cuando esto no depende de nosotros. Nos piden que pesquemos a mediodía cuando el sol está en su cenit, cuando las mareas necesarias para pescar se dan cada ocho horas y no tiene por qué coincidir con el mediodía. Nos prohíben pescar hasta que se hayan revisado las pescas anteriores, proceso que puede durar semanas. Necesitamos mayor flexibilidad, algo que nos dijeron que tendríamos sin lugar a dudas en reuniones previas mantenidas", expone.

Detalla que la almadraba de Barbate cuenta con atunes desde el 28 de abril en las piscinas de engorde, pero "aún no ha sido validado por*inspección", motivo por el que no pueden seguir trabajando.

Por ello, acusa a la inspección pesquera de poner "en peligro" la actividad de la empresa "por su ineficiencia", así como la inversión realizada y los puestos de trabajo de los almadraberos de Barbate.

Señala que han realizado varios intentos de reuniones con inspectores comunitarios, pero no han recibido respuesta y muestran una "falta de comprensión de lo que es la pesca de almadraba y la particularidad de las piscinas de atunes en el Estrecho".

Reprocha a la inspección pesquera que la colaboración de la almadraba de Barbate a lo largo de estos años haya tenido como resultado una actividad bloqueada y en peligro de perder su pesca" debido a la "mala organización del trabajo de inspección".

MOTOR DE LA ECONOMÍA LOCAL

Resalta que la almadraba de Barbate es un motor para la economía local. La empresa realiza inversiones importantes cada año para mantener la tradicional actividad almadrabera y hacerla mas competitiva. De hecho, han sumado a la almadraba la acuicultura "buscando ofrecer al mercado un producto con un valor añadido".

Esta actividad nueva genera nuevos puestos de trabajo y mayor periodo de contratación para los trabajadores fijos discontinuos de la almadraba. Con una plantilla de 70 personas, han aumentado su periodo de contratación en cuatro meses más. Además, según explica, generan un empleo indirecto en la zona de más de 200 puestos de trabajo.

Significa el responsable de Pesquerías de Almadraba que para poder tener éxito en esta actividad, la empresa ha adquirido cuota de atún rojo de distintas partes de España (País Vasco, Cantabria, Cataluña) con una inversión que ronda los siete millones, lo que "consigue generar riqueza y puestos de trabajo en Andalucía". Por ello, insiste en pedir "flexibilidad" a la inspección pesquera para poder llevar a cabo su labor.

Para leer más