Arias Cañete, abierto a dialogar con organizaciones agrarias el proyecto de Ley de representatividad para "mejorarla"

Publicado 21/02/2014 21:38:53CET

JEREZ DE LA FRONTERA (CÁDIZ), 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha resaltado su disposición a "dialogar" con las organizaciones agrarias para "mejorar" el proyecto de Ley de representatividad de las organizaciones profesionales agrarias aprobada en enero por el Consejo de Ministros y que en este momento está en trámite parlamentario.

En declaraciones a los periodistas en Jerez de la Frontera (Cádiz), el ministro ha señalado que la próxima semana habrá audiciones en la Comisión de Agricultura para que los expertos digan lo que opinan sobre el sistema electoral diseñado, se admitirán enmiendas en el Congreso y el Senado y, una vez se tenga el texto legislativo, "tenemos presupuesto para convocar elecciones y espero que, por primera vez, en toda España y en todas las comunidades se vote a los representantes".

En este sentido, destaca que "lo curioso del sistema actual" es que "sólo hay dos comunidades en las que se han celebrado elecciones a cámaras agrarias en los últimos tiempos", que son Castilla y León y Cataluña. Explica que en ocho "no se han celebrado nunca" y en las comunidades restantes "hace más de nueve años que no se celebran".

El ministro ha expuesto que "el Gobierno anterior estimó que las organizaciones más representativas eran tres, al 33,33 por ciento". Sin embargo, "yo que me paseo por el campo español y hablo con los agricultores, estoy seguro de que la adscripción a la unión agraria no es al 33,33".

"La fórmula de que todos son iguales no es verdad", sentencia Arias Cañete, que explica que lo que pretende es que "a la hora de la interlocución con el Gobierno de la nación se sepa cuáles son las organizaciones potentes a nivel nacional". Luego, a escala autonómica, "cada comunidad elegirá su sistema de determinar la representación y elegirá con quién quiere dialogar", ha añadido.

Abunda el ministro que el Gobierno de la nación "tiene que saber quién es el más potente, quién representa a más agricultores, y por eso queremos que haya un cuerpo electoral muy potente". Expone que hay un millón de agricultores y, sin embargo, "todos los que han votado en elecciones anteriores consolidadas de toda la historia no deben llegar ni a 200.000".

A su juicio, esto evidencia que "algo pasa en el sistema de democracia interna del campo español" y concluye que lo que persigue es, "simplemente, que metiendo una papeleta en una urna, todos los agricultores que producen, que tienen una explotación agraria y que generan actividad económica puedan decir quién quieren que les represente".