Cádiz.- Las comunidades de regantes del Guadalete y Barbate ahorrarán 38 hectómetros cúbicos en el agua para riego

Actualizado 04/05/2007 20:09:54 CET

JEREZ DE LA FRONTERA (CÁDIZ), 4 May. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Andaluza del Agua de la Consejería de Medio Ambiente y las comunidades de regantes de las cuencas del Guadalete y Barbate acordaron hoy en Jerez de la Frontera, sede de la Cuenca Atlántica Andaluza, una reducción del consumo de agua para la próxima campaña de riegos, que supondrá el ahorro de 38 hectómetros cúbicos.

Según informó a Europa Press la Junta en un comunicado, aunque después de tres años hidrológicos de sequía (2004-2005, 2005-2006 y 2006-2007) ambas cuencas se encuentran por encima del 40 por ciento de su capacidad total, la Agencia Andaluza del Agua y los regantes valoraron la necesidad de garantizar el consumo doméstico y la campaña de riegos del año 2008 en el caso de que se produjera un cuarto año de sequía.

Así, en el transcurso de una reunión entre el director general de la Cuenca Atlántica Andaluza, Juan Carlos Camas, y los representantes de todas las comunidades de regantes, se decidió reducir en un 15 por ciento el consumo de agua en los regadíos ubicados en el Guadalete y en un 25 por ciento, en los ubicados en el Barbate.

Este volumen de ahorro permite garantizar durante los tres próximos años las demandas de agua de la población y asegurar la campaña de riegos de 2008 incluso si el próximo año hidrológico 2007-2008 también fuera seco. En total, el objetivo de ahorro se cifra en 38 hectómetros cúbicos sobre la dotación normal, de tal manera que los regantes dispondrán de 165 hectómetros cúbicos a lo largo de la próxima campaña de riego.

Ya el pasado año se alcanzaron acuerdos prácticamente idénticos (10 por ciento de ahorro en el Guadalete y 25 por ciento en el Barbate) con las comunidades de regantes, acuerdos que han logrado que la situación hidrológica de ambas cuencas permita afrontar con garantías el abastecimiento a la población y a los regadíos en un hipotético cuarto año de sequía.

Así, una vez finalizada la campaña de riegos 2007, los ahorros totales alcanzados por la agricultura de regadío en las cuencas del Guadalete y Barbate fueron superiores a lo acordado y previsto inicialmente.

Para volver a alcanzar estos objetivos con la mínima incidencia sobre el desarrollo habitual de la actividad agraria, se han acordado tomar distintas medidas de mejora de la gestión y ahorro de agua. Para ello y en este marco de la colaboración entre la Administración Hidráulica y los regantes, se trabajará de manera conjunta para coordinar los desembalses con las necesidades de los distintos cultivos, consiguiendo que el agua distribuida sea estrictamente la que necesitan los agricultores en cada momento de la campaña.