8 de abril de 2020
 
Actualizado 14/11/2008 15:24:23 +00:00 CET

Cádiz.- La Iniciativa de Turismo de la Campiña de Jerez potenciará el segmento enológico con 3,6 millones de euros

JEREZ DE LA FRONTERA (CÁDIZ), 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La nueva Iniciativa de Turismo Sostenible (ITS) de la Campiña de Jerez (Cádiz) potenciará el segmento enológico con una inversión de 3,6 millones de euros, de los que la Junta de Andalucía aportará dos millones, según señaló el consejero de Turismo, Comercio y Deporte, Luciano Alonso, durante la presentación de este proyecto, que se ejecutará hasta 2012 y beneficiará a los municipios de El Puerto de Santa María y Jerez de la Frontera.

La ITS está impulsada por la Asociación de Desarrollo Rural de la Campiña de Jerez y, dentro de su plan de acción 2008, incluye la realización de seis proyectos específicos, como el diseño de una ruta del vino, la señalización de elementos relacionados con el segmento enológico, la creación de una Centro de Exposiciones y Estudios de las Colonizaciones y el desarrollo de una intranet rural, entre otros.

Según señaló Alonso, este programa permitirá "poner en valor los recursos patrimoniales, culturales y etnográficos de la zona, tan auténticos como únicos en el mundo". Asimismo, afirmó que mejorará la competitividad del destino con un producto turístico que ofrece "las sensaciones y experiencia que los viajeros buscan hoy" y que tiene "capacidad de generar demanda e impulsar la industria vinícola local".

El consejero recordó que la nueva iniciativa actuará de forma complementaria a otros proyectos y programas turísticos que ya se desarrollan en la provincia. En este sentido, apuntó que, junto con la ITS de la Campiña, su departamento tiene en marcha en estos momentos otros cuatro planes (Ciudad de Jerez, Turismo Náutico de la Bahía de Cádiz, Guadalquivir a Caballo y Ruta Bética Romana), que suman 19 millones de inversión.

Según Alonso, este conjunto de actuaciones constituye "uno de los mayores impulsos socioeconómicos" que se han desarrollado en esta área territorial, y se realiza en "un momento crucial para la industria turística", ya que aparece "un nuevo escenario en el que los destinos tienen que ser capaces de generar productos diferentes y atender a una demanda exigente para mantener la competitividad".

Esta situación supone, a su juicio, una "oportunidad extraordinaria" para mejorar el "desarrollo económico de los pueblos a través del turismo". Por ello, consideró "fundamental" que los empresarios, ciudadanos y administraciones locales y autonómica trabajen "codo con codo". En este sentido, apeló a un "liderazgo compartido público-privado" para avanzar en un modelo que "aproveche las potencialidades de Andalucía".

Finalmente, Luciano Alonso insistió en que el sector turístico regional "ha sabido adaptarse al nuevo entorno" y se mantiene "no sólo fuerte, sino también como elemento de estabilidad de la economía".