Actualizado 17/08/2009 21:56 CET

Vecinos y comercios de Costa Ballena piden indemnizaciones por daños y perjuicios provocados por cortes de agua

ROTA (CÁDIZ), 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Gestora de la Asociación de Comunidades de Propietarios de Costa Ballena, en Rota (Cádiz), y la Asociación de Centros Comerciales de dicha urbanización anunciaron hoy que iniciarán una campaña para reclamar indemnizaciones por los daños y perjuicios ocasionados por los cortes del suministro de agua que vienen padeciendo desde el pasado día 7.

En declaraciones a Europa Press, un portavoz de la Comisión Gestora de las Comunidades de Propietarios manifestó la situación de "indefensión" en la que se encuentran ante la gestión del Consistorio roteño, ya que, en primer lugar, "no se puede cortar el suministro de un servicio público esencial como el agua de la noche a la mañana y sin avisar".

Además, recordó que la situación dejó al complejo turístico sin agua "prácticamente todo el fin de semana" y no hubo "ningún tipo de explicación" a los vecinos, que "se echaron a la calle para exigir respuestas".

A su juicio, las primeras "excusas" aportadas por el Ayuntamiento fueron "ridículas, falaces y engañosas", argumentando que "éramos muchos en Costa Ballena o que consumimos demasiada agua", preguntándose "cuántos somos de más y a partir de cuánta agua consumimos de más".

En este sentido, aseveró que "no somos más que hace tres años en Costa Ballena", puesto que "prácticamente no se ha construido ni una vivienda en el complejo" en ese periodo. Sin embargo, aludió a la "expansión brutal" que ha experimentado el casco urbano de Rota en ese mismo tiempo.

A su juicio, es más probable que el problema de suministro radique precisamente ahí, y no en el crecimiento poblacional o de consumo de Costa Ballena que, además, "no es un apéndice de Rota, sino que es parte del término municipal", aunque "parece que el Ayuntamiento no es consciente de ello", apostilló.

"El equipo de gobierno --Roteños Unidos y PP-- no puede eludir responsabilidades" por su gestión de este problema que, además, ha permitido que "se arruine en cierto sentido la imagen de Costa Ballena" y "no tienen derecho a dilapidar un activo como esta urbanización, que es patrimonio de todo el pueblo de Rota" y que crea "muchísimos puestos de trabajo en la localidad", sentenció.

EXIGIR RESPONSABILIDADES

Los propietarios y comerciantes del complejo turístico solicitaron "hace cinco días" una reunión al Ayuntamiento, aunque "ni siquiera han contestado", algo que lamentó, porque "si hubieran hablado con los vecinos o se hubiese avisado de alguna manera, todo habría sucedido de una manera más suave".

Así las cosas, anunció que pondrán en marcha una campaña para pedir indemnizaciones por daños y perjuicios a la empresa municipal de aguas, Aremsa, ya que "cortaron el agua sin avisar y muchas lavadoras o lavavajillas que estaban funcionando en ese momento se han averiado".

Además, hay comunidades de propietarios que tienen unos aljibes en previsión de posibles problemas con el suministro y, cuando volvieron a dar presión al agua "sin avisar", las válvulas de presión "se soltaron", llegando a "anegar garajes", entre otras incidencias.

Por otra parte, exigirán a la Unión Temporal de Empresas (UTE) Urdra Ballena, responsable de la distribución de agua en Costa Ballena, que "devuelva" a todos los titulares de un contrato o póliza de suministro de agua potable "el importe del recibo correspondiente al mes de agosto, sin necesidad de que sea requerido de forma individual por cada titular".

Del mismo modo, consideró que también corresponden indemnizaciones por "el lucro cesante demostrable de la propia actividad comercial", ya que las explicaciones "irresponsables" del Ayuntamiento propiciaron, por ejemplo, cancelaciones en reservas de hoteles y de alquileres.

Asimismo, afirmó que lo ocurrido ha tenido una repercusión negativa por el hecho de que "al menos un 80 por ciento de la facturación de los comercios de Costa Ballena" se desarrolla en temporada alta --entre el 15 de julio y el 31 de agosto--. Sin embargo, en plena temporada alta, la afluencia de visitantes "es menor" a causa de que el propio Consistorio "ha contribuido a correr la voz de que aquí no hay agua", lamentó.