Antonio Ruiz destaca el compromiso de los municipios de la provincia de Córdoba con los niños saharauis

Publicado 05/07/2019 12:49:12CET
El presidente de la Diputación, Antonio Ruiz (centro), recibe a los niños saharauis
El presidente de la Diputación, Antonio Ruiz (centro), recibe a los niños saharauisEUROPA PRESS

CÓRDOBA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, ha recibido este viernes a los más de 160 niños saharauis pasarán de nuevo el período estival lejos de los campamentos de refugiados gracias a la solidaridad de las familias cordobesas y al programa 'Vacaciones en Paz', organizado Acansa con la colaboración de la institución provincial, y ha puesto en valor el compromiso de los municipios de la provincia con los niños saharauis.

Ruiz, que ha estado en este encuentro acompañado por miembros de la Corporación y por el presidente de Acansa, Tomás Pedregal, ha agradecido la labor realizada por Acansa y ha resaltado que "esta recepción muestra el compromiso de esta institución con la causa saharaui, 44 años sin resolverse, y nuestra solidaridad con los que más sufren esa situación injusta, que son los menores, los niños".

"Estamos con este compromiso desde el año 1994 en la Diputación, manteniendo este programa que acoge a niños repartidos en casi 50 municipios de la provincia, lo que refleja la solidaridad de los cordobeses y cordobesas", ha manifestado.

El máximo representante de la institución provincial ha destacado que "gracias a este intercambio los niños pueden acceder a servicios tan básicos como los sanitarios y, además, se favorecen del intercambio cultural".

Por último, Ruiz ha agradecido a las familias participantes el que cada año hagan posible la puesta en marcha de esta iniciativa, que busca ofrecer unas vacaciones a estos menores que han nacido y viven en los Campamentos de Refugiados de Tinduf, Argelia.

Por su parte, el presidente de Acansa, Tomás Pedregal, ha agradecido a la Diputación de Córdoba su compromiso y su apoyo a la asociación durante los últimos 25 años "para que los 166 niños que han venido, a los que se sumarán otros cinco, pasen un verano agradable fuera de las temperatura de los campamentos" y el papel de las familias, "sin las cuales la parte humana no estaría".

Contador