La Junta invertirá más de 200.000 euros en mejorar infraestructuras educativas de Arjona (Jaén)

Visita a centros educativos de Arjona
JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 08/01/2019 14:19:14CET

ARJONA (JAÉN), 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Educación invertirá en los próximos meses más de 200.000 euros en la mejora de la cimentación en el CEIP San Bonoso y San Maximiano de Arjona, así como del IES Ciudad de Arjona, tal y como ha explicado la delegada territorial en Jaén, Yolanda Caballero, ante la comunidad educativa de ambos centros, en una reunión que también ha contado con la presencia del alcalde, Juan Latorre.

"Son intervenciones importantes en materia de infraestructuras que queremos abordar con la comunidad educativa, los equipos directivos y las AMPAS de ambos centros con el objetivo de explicarle los proyectos que se desarrollarán próximamente", ha indicado Caballero.

Según el proyecto, la deficiencias detectadas en la cimentación y que también han provocado algunas grietas se deben, fundamentalmente, a la orografía del terreno y al suelo arcilloso sobre el que se asienta. "Antes de que estas deficiencias pudieran suponer algún riesgo, desde la Consejería se va a actuar, mejorando sustancialmente estas instalaciones para que la comunidad educativa pueda disfrutar de las mismas en condiciones de total seguridad", ha subrayado.

La delegada de Educación ha visitado las zonas que se ven afectadas, que en el colegio de primaria se centra en el edificio principal de aulario y administración. Sobre éste se realizará, entre otros trabajos, el refuerzo de forjado y arriostramiento de pilares, todo ello garantizando el mantenimiento de la actividad docente y la seguridad del profesorado y los escolares.

En el caso del IES Ciudad de Arjona se ha propuesto la demolición parcial de uno de los aularios que se encuentra más afectado para su reforma y la construcción de un nuevo cerramiento exterior. Además se llevaría a cabo la redistribución de espacios para la implantación y construcción de aseos de alumnos y alumnas en la planta baja.

Contador