Villalobos recuerda que las corporaciones locales andaluzas cuentan con herramientas para evitar desahucios

Publicado 16/07/2019 13:55:13CET
El presidente de la FAMP, Fernando Rodríguez Villalobos
El presidente de la FAMP, Fernando Rodríguez VillalobosFAMP

SEVILLA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Fernando Rodríguez Villalobos, ha puesto en valor este martes que las corporaciones andaluzas cuenta ya con herramientas para evitar desahucios, haciendo referencia al convenio firmado entre la Junta de Andalucía, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y la propia FAMP en marzo de 2016, actualmente prorrogado, que permite a los jueces que detecten riego de exclusión social en ejecuciones hipotecarias o desahucios recabar información para adoptar medidas paliativas, como la de suspensión del lanzamiento de conformidad con las leyes procesales.

Villalobos se ha pronunciado a través de un comunicado de este modo teniendo en cuenta que la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) quiere tramitar un convenio con los colegios de procuradores para que los ayuntamientos de toda España dispongan con antelación de información que les permita actuar frente a los desahucios.

De hecho, el presidente de la FEMP, Abel Caballero, ha explicado que ya tienen un borrador del convenio, el cual será estudiado en esta federación, y que tratarán de terminar de redactarlo "cuanto antes para que todos los ayuntamientos del país dispongan de información y tiempo suficientes para evitar desahucios a personas en riesgo de exclusión social".

En este sentido, Villalobos recuerda que el convenio andaluz incluye un protocolo de actuación que, en situaciones de ejecución hipotecaria, se inicia con la información sobre el Código de Buenas Prácticas Bancarias para que los afectados puedan dirigirse a la entidad acreedora y proponerle las medidas que considere oportunas o formular alegaciones.

Entiende que se trata de "una importante medida" al facilitar el acceso a los programas de servicios sociales, lo que ayuda a la "pronta detección por el órgano judicial de una posible situación de vulnerabilidad que aconseje dar traslado a la Junta de Andalucía, así como a los servicios sociales de los ayuntamientos andaluces".

La FAMP se comprometió con la firma de este convenio a promover la adhesión de las entidades locales, para facilitar al CGPJ toda la información sobre servicios sociales municipales y a promover entre sus asociados respuestas ágiles a las solicitudes remitidas por los juzgados.

Así, hasta la fecha hay 73 ayuntamientos adheridos a este convenio, como son en Almería, Níjar, y en la provincia de Cádiz, 18 ayuntamientos, como Algeciras, Alcalá de los Gazules, Benalup, Bornos, El Bosque, Chiclana de la Frontera, Medina Sidonia, Paterna de Rivera, Puerto Real, Puerto Serrano, Olvera, Rota, San Fernando, Sanlúcar de Barrameda, San Roque, Ubrique, Villaluenga del Rosario y Villamartín.

También, hay 12 municipios de la provincia de Córdoba, como Almedinilla, Cabra, La Carlota, Doña Mencía, Hornachuelos, Fernán Núñez, Lucena, Posadas, Priego de Córdoba, Puente Genil, Villafranca de Córdoba y Villanueva de Córdoba; así como cinco de Granada --Cenes de la Vega, Jete, Monachil, Peligros y Valderrubio-- y otros cinco de Huelva --Almonte, Bollullos Par del Condado, Calañas, Santa Bárbara de Casa y Villanueva de los Castillejos--. En Jaén, se encuentran Jaén capital y Villanueva del Arzobispo, mientras que en Granada son seis, Alhaurín el Grande, Fuengirola, Fuente de Piedra, Málaga, Ronda y Torremolinos.

Finalmente, en la provincia de Sevilla son 24 ayuntamientos los que han suscrito hasta la fecha este convenio. Entre ellos, se encuentran Aguadulce, Alcalá de Guadaíra, La Algaba, Arahal, Las Cabezas de San Juan, Casariche, Castilleja de la Cuesta, Écija, Espartinas, La Luisiana, Mairena del Alcor, Mairena del Aljarafe, Los Molares, Peñaflor, Pruna, Puebla del Río, El Ronquillo, San Juan de Aznalfarache, Sanlúcar la Mayor, Santipone, Sevilla, Umbrete, Villamanrique de la Condesa y Villaverde del Río.