Actualizado 26/06/2014 19:39 CET

Ayuntamiento y Costas coinciden en que "lo prioritario ahora" es garantizar la seguridad de la muralla

Muralla defensiva de Cádiz a la altura del paseo de Santa Bárbara
EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO DE CÁDIZ

CÁDIZ, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Cádiz y Costas han mantenido este jueves una reunión para tratar sobre la actuación que se está acometiendo para preservar la muralla en la zona del paseo de Santa Bárbara, coincidiendo ambas partes en que "lo prioritario ahora es garantizar la seguridad de la muralla", que presenta "un estado crítico".

Según indica el Consistorio en una nota, el edil de Urbanismo, Ignacio Romaní (PP), ha anunciado que el Ayuntamiento ha requerido a Costas, mediante un decreto por escrito, que recoloque los bloques que está depositando para preservar la muralla para que el impacto visual que genere su colocación sea "el mínimo posible", de manera que éstos no superen la altura de la zapata de dicha muralla.

Romaní, que se ha reunido con el jefe de la Demarcación de Costas Andalucía-Atlántico, Patricio Poullet, ha apuntado que la situación de la muralla es "crítica" y que posiblemente la actuación "debería haber sido ejecutada hace muchos años por gobiernos anteriores".

Abunda que este Gobierno "ha hecho caso a nuestras peticiones y se ha puesto manos a la obra. Si otros gobiernos hubieran velado por la muralla antes quizá la situación no sería tan grave como la de ahora".

Tanto Ignacio Romaní como Patricio Poullet han comprobado que la situación es "peor de la que se esperaba" y la muralla se encuentra en muy mal estado, "ya que presenta un agujero de más de dos metros de alto con una profundidad de unos cinco metros, hasta el punto de que el agua del mar se está filtrando en el parking de Santa Bárbara". Por ello, el edil ha subrayado que "esos daños no son de ahora, sino que son producto de la erosión del mar sobre al muralla desde hace años".

Dado el grado de deterioro que presenta este Bien de Interés Cultural (BIC), tanto el Ayuntamiento de Cádiz como Costas consideran que la prioridad ahora "es preservar la seguridad de la muralla, cuya zapata se está desprendiendo a causa de las fuertes mareas y el oleaje que afecta a esta zona".

Por ello, el decreto que el Ayuntamiento de Cádiz ha presentado ante Costas estipula que, una vez que quede garantizada la seguridad de la obra y la preservación de la muralla, el siguiente paso sea minimizar el impacto visual de los bloques.

En este sentido, el Consistorio recuerda que la muralla ya cuenta con bloques similares a los que se están colocando ahora, que fueron ubicados allí hace años por el mismo motivo por el que se están colocando en estos días.

Añade que, según afirman los responsables de la Demarcación de Costas, los bloques que se están depositando en estos días se irán asentando y quedarán menos visibles. No obstante, Romaní sostiene que "es posible compatibilizar la seguridad y preservación de la muralla sin que se produzca el impacto visual de estos días, y en esta línea se lo hemos hecho saber a Costas, que ha mostrado su total acuerdo".