Actualizado 26/06/2014 15:35 CET

Cádiz.-Cultura.-Junta acusa a Costas de "incumplir sus compromisos" en la actuación de preservación de la muralla

CÁDIZ, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

La delegada de Educación, Cultura y Deporte de la Junta en Cádiz, Cristina Sacedo, considera que la actuación del Gobierno en relación a las actuaciones que se están llevando a cabo en el baluarte defensivo de la capital "no son el mejor ejemplo de lealtad entre instituciones que tienen competencias concurrentes sobre el mismo bien jurídico a proteger", al tiempo que acusa a la Demarcación de Costas de venir "incumpliendo" los compromisos que había trasladado a los técnicos de la Junta.

Saucedo se expresa en estos términos en un comunicado ante las declaraciones efectuadas este miércoles sobre el asunto por el subdelegado del Gobierno, Javier de Torre.

Detalla la delegada que el Gobierno de España decidió el 10 de marzo, por la vía de la declaración de emergencia, actuar sobre el baluarte defensivo "sin que hasta esa fecha hubiera notificado a la Junta que la muralla estuviese en un peligro real" como para actuar por el procedimiento previsto en el artículo 113 del Texto Refundido de la Ley de Contratos del Sector Público.

Explica que dicho procedimiento, de naturaleza "excepcional", está reservado para los casos en que "la Administración tenga que actuar de manera inmediata a causa de acontecimientos catastróficos, de situaciones que supongan grave peligro o de necesidades que afecten a la defensa nacional".

Al utilizar este procedimiento, tanto el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente como la Subdelegación del Gobierno en Cádiz "son conscientes de que la ley les exime de reunir con carácter previo los requisitos y las autorizaciones que en otras condiciones debería haber obtenido" y, entre ellas, cita el visto bueno de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico.

Abunda Saucedo que, a pesar de la "supuesta gravedad" que presentaba el estado de la zapata de la muralla y que presuntamente justificaba una actuación por la vía de la emergencia de su contratación, "no es hasta casi un mes después, el 2 de abril", cuando el Gobierno pone en conocimiento de la Junta dicha declaración de emergencia.

En este sentido, señala que "no parece que este proceder pueda tenerse como el mejor ejemplo de lealtad institucional entre administraciones que tienen competencias concurrentes sobre el mismo bien jurídico a proteger".

BLOQUES SEMISUMERGIDOS

Asimismo, afirma que en el desarrollo de la actuación "se han venido incumpliendo los propios compromisos que la Demarcación de Costas había anunciado en las comunicaciones electrónicas que mantuvieron con los técnicos de la Administración autonómica", comunicaciones en las que, según dice, "señalaron que los bloques que se iban a colocar estarían semisumergidos y serían de la misma tipología que los que están justo al lado, aspectos que claramente se han incumplido", recalca.

Añade que la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico se pronunció sobre el particular el pasado 12 de junio, en la primera sesión que tuvo lugar después de la recepción completa de la documentación remitida por el Ministerio.

Su pronunciamiento se realiza "en el estricto marco de lo que permite una obra de emergencia, que no es otra que tomar conocimiento de la misma" y, a la vez, señalar las consideraciones que desde un punto de vista técnico son necesarias para proteger el patrimonio histórico de la ciudad.

En este sentido, de acuerdo con lo preceptuado por los artículos 24 y 19 de la Ley Patrimonio Histórico de Andalucía, se establecieron las medidas correctoras conducentes a "minimizar el impacto visual de las obras y su integración con el entorno". Medidas que, por cierto, "van en la línea de lo anunciado en su día por la Demarcación de Costas y que, finalmente, se han visto incumplidas".

Por último, aclara que "no han existido conversaciones" entre el Jefe de la Demarcación de Costas y Saucedo, aunque sí se han dado entre técnicos de ambas administraciones.