Publicado 18/11/2015 18:27CET

Gángsters, hipnosis y ocaso de actrices en 'El hombre que amó a Eve Paradise', premio Novela Ateneo

MADRID/SEVILLA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

El escritor Edmundo Díaz ha presentado su nueva obra 'El Hombre que amó a Eve Paradise' (Algaida), premio Novela Ateneo de Sevilla, una historia "de amor y violencia" con gángsteres de Chicago, hipnosis y el retrato del ocaso de una actriz.

Según ha explicado en rueda de prensa Díaz, el germen de esta novela surgió con la emigración española a principios de 1900 hacia América, especialmente gallegos y andaluces, con la promesa de un buen trabajo como jornaleros en plantaciones de azúcar.

"Era una emigración invisible, porque fue minoritaria, unos 8.000 españoles que huían de unas condiciones lamentables en España, sobre todo por la guerra intermitente contra Marruecos, y que incluso tenía a hombres que se llegaban a disfrazar de mujeres para salir", ha indicado.

Pero esta situación es solo el punto de partida de un relato que girará en torno a Eve Paradise, una actriz madura de cine mudo que se ve orillada con la llegada del cine sonoro. "Ella está obsesionada con los hombres jóvenes, pero no será hasta la llegada de un hipnotizador cuando se enamore de verdad", ha explicado.

A partir de ahí, se entrelazará una historia de amor con una investigación de criménes de un asesino en serie --Díaz ha admitido haberse inspirado en la figura de John Franck Hickey, conocido como 'El asesino de la tarjeta postal' antes de la llegada de Jack el destripador--.

GÁNGSTERES GLAMOUROSOS

"He querido mostrar el amor en su vertiente más erótica, pero un erotismo con poesía y tacto. Creo que en España no se busca el encanto e incluso diría que las expresiones artísticas suelen ser demasiado crueles. Los chistes son un buen ejemplo", ha afirmado.

Por la novela también desfilan nombres de gángsteres del Chicago de los años 20, encabezados por Al Capone. La intención del escritor ha sido la de mostrar estos nombres --verídicos-- "con mucho escrúpulo e historicidad", llegando a retratar la floristería en la que trabajaba uno de los secuaces de Al Capone y que hoy todavía sigue en pie.

Dentro de este cuadro, Díaz ha defendido mostrar a estos criminales como "violentos y glamourosos", puesto que entiende que es algo "perfectamente conciliable". "Si nos dieran a elegir entre Yoda y Darth Vader, el 90% de las personas elegirían al segudndo: esa capa majestuosa, ese casco, tienen el encanto de la ficción", ha apuntado.

'LOS SUPERVIVIENTES' DE LA ESCUELA

Por su parte, Jimina Sabadú ha obtenido el Premio de Novela Ateneo Joven 2015 por 'Los supervivientes' (Algaida), una historia de acoso escolar "con un leve tono sarcástico y mucha oscuridad". El colegio privado de orientación religiosa Agustín de Foxá alberga al nuevo alumno Miguel Sanz, víctima del abuso de sus compañeros.

Sabadú ha señalado que esta novela --que inicialmente iba a ser un cuento-- nació del visionado de vídeos en YouTube de excompañeros de colegio con testimonios de su paso por la escuela. "Lo contaban de forma idílica, pero yo quería dejar mi propia visión. ¿Hasta dónde puedes llegar siendo adolescente?", me pregunté.

Para 'Los supervivientes', su autora ha elegido un lenguaje "sencillo, a pie de calle", que le permite reflejar como es la gente a través de blogs, foros o cadenas de correos electrónicos. "Eso sí, no es una novela autobiográfica, simplemente son cosas que he vivido y me han contado", ha añadido.

Preguntada sobre si cree que la violencia en las aulas ha aumentado respecto a épocas pasadas, la escritora ha señalado que no lo ve así. "No, no lo creo, puede que sí haya cambiada la forma gracias a las tecnologías, pero a mi, si me insultan, me da igual que se haga por Internet o a la cara", ha concluido.