Actualizado 11/08/2015 17:50 CET

Una media de 500 espectadores diarios acude al cine de verano de Diputación

'Relatos Salvajes', La Exitosa Película Argentina Que Competirá En Los Oscar
TWITTER

SEVILLA, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

Una media de 500 espectadores disfrutan todos los días del cine de verano en el patio de la Diputación de Sevilla, desde que esta actividad abriera al público sus puertas en esta edición 2015, el pasado 26 de julio.

A través de un comunicado, la Diputación ha informado de que el perfil de los espectadores es muy variado, acuden al patio de la Diputación "huyendo" de las altas temperaturas nocturnas y buscando amenizar sus veladas con un cine de "calidad y actualidad", que abarca diferentes géneros, según el día de la semana, y que se dirige, también, a diversos sectores de edad.

Hasta el próximo 14 de septiembre, el cine de verano del patio de la Diputación habrá tenido abiertas sus puertas 81 días, ofreciendo a los espectadores más de 70 títulos de "prestigio" reconocido con varios de los premios más importantes de los palmarés cinematográficos y el aval de la crítica.

El "broche de oro" a la programación lo pondrá la proyección del documental 'Miguel Poveda', una producción de Sarao Films, que cuenta con la participación de Canal Sur, y que narra, bajo la batuta de Paco Ortiz, las vicisitudes de este cantaor desde que iniciara su carrera en Badalona, hace más de 25 años.

La Diputación ha mantenido en esta edición las señas de identidad que han hecho que el público sevillano apoye y demande esta actividad de cine de verano, sesiones a las 22,15 horas, de lunes a domingo, y "tematización y variedad".

Así, los domingos están reservados para las versiones originales subtituladas, ya sea de clásicos o de cine actual; los lunes, se dedican al cine español, y el resto de la semana, el espectador puede encontrar una amplia oferta de drama, comedia y thriller.

Además, la Diputación ha mantenido el precio del año pasado, cuatro euros, y el "famoso" ambigú, en el que se puede disfrutar de una "selecta nevería", como es tradicional en el verano cinematográfico sevillano.