Actualizado 06/07/2015 10:34 CET

La leyenda de Camarón envuelve el festival flamenco de San Pedro del Pinatar

SAN PEDRO DEL PINATAR (MURCIA), 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El respeto, la admiración y la cercanía a Camarón de la Isla de los artistas que conformaban el cartel del XX Festival Flamenco de San Pedro del Pinatar envolvió la noche del alma de la leyenda del flamenco, un sentimiento que se acentuó gracias a la presencia de Gema Monge, hija del cantaor.

En torno a 800 personas se reunieron anoche en el céntrico Parque de la Aduana de San Pedro del Pinatar para recordar la figura del cantaor isleño y disfrutar de una velada de flamenco puro que tuvo como broche final los aires festeros de Capullo de Jerez y la elegancia del baile de Antonio El Pipa.

La noche arrancó con la voz de Pedro El Granaíno, cantaor que en los últimos meses recorre España con el espectáculo 'Eterno Camarón', levantó al público con su particular voz, llena de matices y sus hondas raíces flamencas.

Antonio Reyes demostró por tangos, seguirillas y bulerías por qué está considerado una de las grandes promesas del flamenco actual, poseedor de un eco que recuerda a los grandes del cante, según han informado fuentes municipales en un comunicado.

Posteriormente, tras un pequeño descanso, se vivió uno de los momentos más emotivos de la noche cuando todos los artistas subieron al escenario para recibir a Gema Monge, a la que la alcaldesa, Visitación Martínez, y la concejal de Cultura, Silvia Egea, entregaron una placa conmemorativa del Festival en agradecimiento por su apoyo a este certamen.

Poco después llegaba la figura esperada por todos, Capullo de Jerez, volvió a demostrar su garra y maestría con una imponente presencia escénica desató la fiesta y los vítores de un público entregado a su cante.

La elegancia de Antonio El Pipa, referencia del baile más clásico, que bebe del flamenco puro tiño de blanco y rojo el escenario de La Aduana para despedir un certamen que año tras año se afianza como una de las citas flamencas más importantes del Levante.