La Orquesta de Córdoba abre este miércoles el Festival de la Guitarra

Publicado 01/07/2015 6:09:36CET

CÓRDOBA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El programa de conciertos y espectáculos de la 35 edición del Festival
de la Guitarra de Córdoba comienza este miércoles 1 de julio en el Gran
Teatro (22,00 horas) con la actuación de la Orquesta de Córdoba que, dirigida por Juan Luis Pérez, ofrecerá el estreno en Europa del 'Concierto Popular do Río', obra del brasileño Sergio Assad, compuesta por encargo del Festival de Córdoba y de la Guitar Foundation of America y estrenada en Oklahoma (Estados Unidos) el pasado 26 de junio.

Según ha informado la organización, el guitarrista Pablo Villegas, presente también en el programa formativo del Festival con un curso dedicado a la guitarra sinfónica, será el intérprete solista de esta pieza y del 'Concierto de Aranjuez', de Joaquín Rodrigo. El programa incluye también 'Saudades do Brasil', de Darius Milhaud, y se completa con otra obra de Rodrigo, 'Solerianas (Sonatas del padre Soler)'.

Sergio Assad, guitarrista clásico y compositor reconocido
internacionalmente, tanto en solitario, como junto a su hermano Odair, con el que forma el Dúo Assad, es un músico muy ligado al Festival de la Guitarra de Córdoba, donde ha participado en varias ocasiones, tanto en su faceta de intérprete, como en la de profesor de cursos del programa formativo.

En esta edición estará presente como compositor de la obra que se estrena en el concierto inaugural, 'Concerto Popular do Rio', una partitura escrita para guitarra y orquesta inspirada en la música popular y la belleza natural de la ciudad brasileña de Río de Janeiro.

En palabras del propio Sergio Assad, "la pieza hace una conexión en cada uno de sus movimientos con lugares específicos y emblemáticos de la ciudad". El primer movimiento está inspirado en el barrio de Lapa, "un lugar bohemio --explica--, de intensa vida nocturna y un importante bastión del choro, género instrumental que nació en Río de Janeiro a mediados del siglo XIX. La introducción de este primer movimiento refleja la influencia europea que la ciudad experimentó desde sus inicios hasta la toma de conciencia de su propia identidad cultural, de la que brota el típico choro carioca".

El segundo movimiento se inspira en el barrio de Urca, "un espacio de clase media-alta y una especie de oasis en la ajetreada vida de la ciudad. Musicalmente, refleja esta calma más allá de un periodo fértil de la maestría musical de la ciudad que supusieron los años 50 y 60", señala el compositor.

Por último, el tercer movimiento está centrado en Mangueira, un barrio pobre y conocido como la 'estaçao primeira', por haber sido el primer reducto del carnaval de Río y uno de los barrios en los que se practicaba la samba.

"Inspirado por este género musical, el tercer movimiento --concluye Assad--, abre en su parte central un espacio para mostrar, además de la alegría que la samba promueve, el lado caótico que existe en la ciudad de Río de Janeiro en la actualidad".

Por su parte, la trayectoria del guitarrista Pablo Villegas (La Rioja, 1977) ha ido forjando a lo largo de los años una carrera llena de éxitos y galardones, que le han llevado a actuar en más de 30 países y en escenarios tan prestigiosos como la Philarmonie de Berlín, el Carnegie Hall de Nueva York, la Sala Verdi de Milán, el Musikverein de Viena o el Avery Fisher Hall del Lincoln Center de Nueva York, donde su debut con la New York Philarmonic Orchestra interpretando el 'Concierto de Aranjuez' lo convirtió en un referente de la guitarra sinfónica actual.

En sus interpretaciones destacan su profunda emoción, presencia escénica y bello sonido, elementos que logran un transparente y confidente diálogo con el público. Posee más de 30 premios internacionales de guitarra y ha realizado diversas grabaciones, entre ellas un disco íntegro de música española.

CORAZONES ESTRANGULADOS MÁS EL HOMBRE GANCHO

Por otro lado, as primeras guitarras del Festival que sonarán este año en el Teatro de la Axerquía corresponden a dos reconocidos grupos de pop y de rock cordobeses: Corazones Estrangulados y El Hombre Gancho, encargados de abrir a las 22,30 horas la programación de conciertos en este recinto.

La popular banda de los años 90 Corazones Estrangulados volverá al
escenario de la Axerquía para interpretar temas clásicos de su repertorio
como 'Señales de comunicación', 'Para mirarte', 'Si vienes conmigo', 'Ese extraño acompañante' o 'Si hace falta romper', entre otros, incluidos en sus álbumes 'Corazones Estrangulados' (1990) y 'Tan extrañamente bien' (1992). Además, aprovecharán una ocasión tan especial como su participación en el Festival de la Guitarra con el estreno de composiciones inéditas --algunas de Eva Riquelme-- con las que ampliarán el espectro musical con otros aires y nuevas influencias.

Liderado por la voz de Riquelme --y su guitarra--, el grupo está formado por Yonka Zarco (guitarra y coros), Paco Núñez (guitarra), Joaquín Montoro (bajo), Pedro Navajas (teclado y coros) y Ramón Medina (batería). La banda, fundada hace 26 años, sigue transmitiendo en directo de manera fiel las mismas sensaciones que entonces: contundencia, sobriedad y efectividad pop sin concesiones.

La poderosa voz de Eva, muy personal, cálida y luminosa, entona de forma expresiva letras sugerentes con melodías que hunden sus raíces en los ochenta y que, sin embargo, no han perdido ni un ápice de su vigencia. Las canciones fluyen a lo largo del concierto en un medio tiempo que bascula con naturalidad entre el pop británico, el rock americano y un spanish gotic muy particular.

Por su parte, El Hombre Gancho vuelve a la escena musical tras ocho años de silencio para presentar su último disco, Incontrolable, una colección de nuevas canciones recogidas que no quieren vivir del trabajo anterior, sino hacerse un hueco en el renovado panorama del rock nacional.

Liderada por Maikel de la Riva, voz y guitarra, y Pepe García-Román, guitarra y voces, la banda se completa en directo con músicos y amigos que les han acompañado en su trayectoria musical: Quique Arranz, al bajo; Antonio Bravo, batería, y Daniel Puig a los teclados.