La sobrina nieta de Juan Ramón Jiménez, "triste" por el "abandono" de Fuentepiña, espera alguna solución

Carmen Hernández-Pinzón.
Europa Press - Archivo
Publicado 20/08/2018 18:55:09CET

HUELVA, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

La sobrina nieta de Juan Ramón Jiménez, Carmen Hernández-Pinzón, ha asegurado que es "muy triste" el estado de "abandono" en el que se encuentra la finca y residencia de verano del premio Nobel Juan Ramón Jiménez, --en el paraje de Fuentepiña, donde escribió 'Platero y yo' y donde se presume que está enterrado el célebre asno--, la cual la propiedad ha puesto a la venta por una cuantía de 1,5 millones de euros.

En declaraciones a Europa Press, Hernández-Pinzón ha asegurado que a lo largo de todos estos años "no se ha valorado" el significado y la importancia de esta finca para la vida y obra del Nobel de Literatura y ha recordado que en su día Zenobia, su esposa, mostró interés por la misma para "darle una sorpresa a Juan Ramón", el cual "siempre llevaba en su bolsillo una piedra de Fuentepiña".

Tras remarcar la importancia de este lugar para Juan Ramón Jiménez, donde escribió 'Platero y yo' y obras inéditas como 'Poemas agrestes', ha señalado que la puesta en venta y el estado actual de la finca le entristece "no solo por lo que significa en la relación con Juan Ramón sino también a nivel personal", puesto que el padre de Carmen Hernández-Pinzón pasó allí parte de su niñez.

Por ello, ha lamentado que la Junta de Andalucía "no hiciera del todo bien" el procedimiento para proteger Fuentepiña como Bien de Interés Cultural y la propietaria lo pudiera recurrir. "Está en un estado lamentable" y, a su juicio, administraciones como el ayuntamiento deberían haber obligado a su correcta conservación ya que en este tiempo "parece que a nadie le ha importado". Así, ha recordado que el pino donde debajo descansa 'Platero' --que está declarado Especie Singular--, "tampoco se ha protegido".

Además, la sobrina nieta del poeta ve "desorbitado" el precio planteado por la propiedad, aunque ha agregado que no es una experta en tasaciones.

Asimismo, ha expresado su deseo en que alguien se haga cargo de este espacio y "se preocupe por recuperar la belleza de antaño de Fuentepiña y la significación que tuvo para Juan Ramón Jiménez y su obra". En su opinión, sería muy importante que este lugar "se recupere para el pueblo de Moguer".