Actualizado 03/05/2007 19:48 CET

Innova.- Andalucía es la comunidad española donde más se demanda la reparación de teléfonos móviles

MADRID/SEVILLA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

Andalucía lidera la demanda de reparaciones de terminales, de donde proceden el 27,38% de los móviles recibidos en el Servicio de Asistencia Técnica (STA) de The Phone House, según un reciente estudio realizado por este servicio.

La comunidad andaluza es seguida, a más de 15 puntos porcentuales de diferencia, por la Comunidad de Valencia, Madrid y Cataluña. Por el contrario los riojanos son los que menos demandan el servicio técnico para reparar los siniestros en sus teléfonos móviles con tan solo un 0,85% de los teléfonos recibidos en el SAT.

En un comunicado, The Phone House indicó que entre los datos obtenidos en el estudio realizado por el SAT también se desprende que el agua y la humedad son los principales motivos de rotura de los teléfonos móviles de los usuarios españoles.

Concretamente, más del 70% de los teléfonos móviles siniestrados sin posible reparación han sido víctimas de los efectos que la humedad y la corrosión provocan en su interior.

Según el último Barómetro sobre tendencias y hábitos de consumo de telefonía móvil en España, publicado por The Phone House en verano de 2006, el usuario medio español ha tenido 4,26 teléfonos móviles a lo largo de su vida, invierte en ellos una media de 85 euros y tienen una vida útil de 16 meses.

Junto con la humedad, los dos otros factores que imposibilitan la reparación final de los dispositivos móviles son la curvatura de la placa principal (provocada por golpes y torsiones en el equipo) y la manipulación indebida del terminal por parte del usuario. Aún así, la cifra de irreparables en el servicio técnico no alcanza el 15% del total de los recibidos.

Entre los principales síntomas de error detectados por los usuarios se sitúan los fallos de encendido, que suponen el 15,66% de los casos de avería, los errores del display o pantalla, que alcanzan una cuota de 14,96%, el apagado intermitente del terminal, que afecta al 10,31% de los móviles recibidos en el SAT, y los problemas derivados de la batería, que alcanzan el 9,88% de las reparaciones.

Entre los tipos de intervención realizadas en los teléfonos siniestrados, el 40% corresponde a una reparación o sustitución de componentes y el 35% lo ocupa la actualización del software o el reajuste de parámetros.