Actualizado 08/01/2007 15:48 CET

Innova.- El catedrático Aníbal Ollero Baturone recibe el IV Premio a la Investigación 'Javier Benjumea Puigcerver'

SEVILLA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El catedrático de Ingeniería de Sistemas y Automática de la Escuela Superior de Ingenieros de la Universidad de Sevilla recibió hoy el IV Premio a la Investigación 'Javier Benjumea Puigcerver' por el desarrollo de prototipos de robots y sistemas para aplicaciones de distintos campos como el espacio, los incendios forestales, la acuicultura, la agricultura, la inspección de edificios e instalaciones.

En el acto de entrega del galardón, que se celebró ante un centenar de académicos e investigadores, participaron el rector de la Hispalense, Miguel Florencio; la presidenta del Consejo Social de US, María Luisa García; y los presidentes de la Fundación Focus Abengoa, Felipe y Javier Benjumea Llorente.

Ollero Baturone ha investigado en nuevos métodos, tecnologías y aplicaciones de robótica, control y percepción, incluyendo vehículos autónomos, robótica aérea, cooperación entre múltiples robots y sistemas distribuidos en red para adquisición de información y control. Así, ha dirigido 16 tesis doctorales, es autor o co-autor de más de 300 publicaciones y ha participado en más de 70 proyectos de I+D+i.

Este premio pretende reconocer la labor realizada por los miembros investigadores de la comunidad universitaria --doctores, licenciados o diplomados-- que colaboran en proyectos que puedan satisfacer las necesidades de las empresas y entidades en cuanto a la investigación y desarrollo.

La investigación realizada por Ollero ha destacado además por el sistema distribuido para la prueba de componentes y sistemas de avión que se han implantado en colaboración en EADS CASA en la factoría sevillana de San Pablo, sistema que ha sido seleccionado para su aplicación en el A400M.

Igualmente, una línea de investigación --en colaboración con la Universidad de Málaga-- ha desarrollado el primer robot autónomo en el mundo para la realización de tareas en invernaderos y en particular para la fumigación autónoma.

De la misma forma, las investigaciones que ha dirigido se han aplicado también a la protección del medio ambiente a través de técnicas de detección automática de incendios forestales empleando imágenes de infrarrojos y visuales con una tasa de falsas alarmas inferior al 5 por ciento.

El sistema se probó con éxito en una instalación de Navantia en el parque de Alcornocales, empresa a la cual se transfirieron los resultados. Se ha desarrollado también el primer sistema capaz de monitorizar un incendio forestal y obtener medidas, tales como la velocidad de propagación y la altura máxima de las llamas de forma totalmente autónoma, empleando para ello cámaras visuales y de infrarrojos que pueden ubicarse tanto en plataformas fijas como en vehículos terrestres aéreos.

Los trabajos han llevado a cabo también un sistema aplicado en la acuicultura a través de un sistema de visión estéreo para la estimación del tamaño de los peces nadando en estanques y jaulas marinas que puede considerarse como el primer del mundo totalmente autónomo para esta aplicación.

Durante el acto se ha presentado además la publicación del trabajo premiado en la III edición del premio, obra del catedrático de Fisiología y Biología, José López Barneo, bajo el título 'Sensibilidad al oxígeno y neurodegeneración: un encuentro recurrente. Autotransplante de células del cuerpo carotídeo en la enfermedad de Parkison'.