Actualizado 08/09/2009 19:29 CET

Innova.-Consejo.-Junta entregará a los 173.595 alumnos de 5º y 6º de Primaria un ordenador portátil este curso 2009-2010

El sistema educativo andaluz escolarizará un total de 1.668.441 alumnos, 33.015 más que el año anterior

SEVILLA, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

Todos los alumnos andaluces de 5º y 6º de Primaria escolarizados en centros públicos y concertados, esto es, 173.595 niños, dispondrán de un ordenador portátil durante el curso 2009-2010, gracias a la implementación por parte de la Consejería de Educación del proyecto 'Escuela TIC 2.0', un programa que en su primer año tiene un coste algo superior a los 80 millones de euros, y que estará financiado al 50 por ciento con el Gobierno central, que se suma a la red de Centros TIC que funciona en Andalucía desde 2003, ampliando y actualizando sus prestaciones.

Concretamente, un total de 173.595 alumnos se beneficiarán de este material, que también será entregado a 17.000 profesores de los centros públicos junto con una pizarra digital y un cañón de proyección con equipamiento de audio y material didáctico en soporte digital.

La consejera de Educación, Mar Moreno, indicó que los niños recibirán este equipo en enero "como herramienta escolar", ya que antes de la entrega de los equipos, el colectivo docente recibirá formación para el uso de esta herramienta en las aulas "para mejorar el rendimiento de los escolares". "Más importante que la pizarra, el libro o el ordenador es la formación del profesor y los contenidos educativos", aseveró la consejera.

Asimismo, resaltó la responsabilidad en el uso de estos ordenadores, para lo cual se implicarán a las familias, para las que elaborarán una guía para hacerles ver que se trata de "un elemento más del material escolar y de qué forma se va a incorporar a las tareas y el estudio".

Moreno explicó que el portátil es titularidad de la Junta pero el uso es de cada alumno, pero no tendrá conexión a Internet en la casa de los alumnos. El alumno seguirá con el ordenador a lo largo de todos los cursos.

Ésta destacó que la Junta "no sólo asume el programa estatal 'Escuela 2.0', sino que además va a doble velocidad e invertirá el doble, al empezar dos cursos con el programa, adelantando el Sexto curso, con la idea de poner en valor la experiencia tecnológica de la escuela andaluza". De esta forma, el programa 'Escuela 2.0 se sumará al programa 'TIC' para crear un programa propio con calendario de implantación propio en Andalucía, llamado 'Escuela TIC 2.0', que permitirá adelantar el calendario propuesto por el Gobierno a Quinto y Sexto de Primaria y mantener el ordenador para cada dos alumnos en los centros TIC en Tercero y Cuarto de ESO.

Mar Moreno informó al Consejo de Gobierno del inicio del curso escolar, en el que, según ha apuntado, primarán las tecnologías, el fomento de la lectura, los idiomas o el lema 'Poner de moda los deberes'.

La consejera reconoció que en el inicio de curso "es absolutamente imposible que no haya incidencias" peor aseguró que el nivel organizativo de este inicio de curso es "óptimo". Sobre las obras en los centros, la consejera destacó que las obras que corresponden a la Junta están terminadas "al cien por cien" y solo faltan por concluir algunas obras de competencia municipal.

El sistema educativo andaluz escolariza este curso a un total de 1.668.441 alumnos de todos los niveles de enseñanza con excepción del universitario, lo que supone un incremento de 33.015 más respecto al pasado año, y de los que el 97 por ciento están sufragados con fondos públicos, ya que 1.338.562 alumnos van a la pública y 311.389 van a la privada.

Precisó que a lo largo del mes de septiembre abrirán sus puertas 4.689 centros educativos y se incorporará a las aulas una plantilla docente integrada por 118.254 maestros y profesores, de los que 96.307 son de la pública y 17.486 de la enseñanza concertada.

La consejera de Educación, Mar Moreno, ha presentado en rueda de prensa las cifras de la educación en Andalucía, unos datos que muestran el "enorme esfuerzo operativo y organizativo" que supone la puesta en marcha de un nuevo curso escolar.

Durante su intervención, Moreno apostó por la implicación de las familias en la educación así como en la necesidad de recuperar la autoridad del profesorado "para poner de moda los deberes". "Es básico para la sociedad apostar por el esfuerzo, por la evaluación, por la responsabilidad, por el respeto, por la excelencia, y esta mentalidad debe comenzar en la escuela", señaló.

En este sentido, Mar Moreno subrayó que la educación no es sólo un derecho sino que "es una obligación aprovechar los enormes recursos públicos que ponemos al servicio de los estudiantes andaluces". La mejora de los rendimientos y de los indicadores de calidad hacen necesario "apostar no sólo por derechos sino por deberes educativos", porque "o ponemos de moda los deberes o acabaremos perdiendo los derechos".

APUESTA POR LA LECTURA

Moreno destacó especialmente la apuesta por la lectura, "que deben leer mas, escribir y hablar más y mejor y ese esfuerzo debemos incrementarlo en las aulas, pues a mayor nivel de lectura y comprensión oral y escrita obtiene mejores rendimientos en lo demás", por lo que pidió que se prioricen los recursos en esa línea. En ese sentido, agregó que los planes de lectura y bibliotecas escolares crecen un 36 por ciento en este curso, pasando de 1.435 a 1.954 centros.

Recordó que 1.617 centros con programas de calidad para mejorar los rendimientos escolares que incidirán en la competencia lectora, 125 IES desdoblarán las clases para incidir en las competencias instrumentales, especialmente la lectora. Asimismo, recordó que este año terminará de implantarse la LOE, por lo que "por primera vez los niños de Primaria dedicarán 30 minutos diarios de lectura".

Asimismo, recordó que se ampliará a 175 la red de centros bilingües, con lo cual son 694 centros los que imparten enseñanza bilingüe.

CONTRA EL ABANDONO ESCOLAR

La consejera además indicó que uno de los objetivos del curso escolar es conseguir que haya más jóvenes en el sistema educativo, la necesidad de que más jóvenes permanezcan en el sistema, ya que "miles de jóvenes en momentos de bonanza abandonaron las aulas atraídos por ganancias más fáciles en un mercado laboral que ofrecía oportunidades incluso a personas con baja cualificación, y es un reto que no vuelva a pasar, aun en tiempo de bonanza, pues la gente debe pensar que la educación debe verse como una inversión rentable".

En ese sentido, recordó que se pone en marcha este curso la BECA 6000 destinada a apoyar la continuidad en el sistema educativo del alumnado procedente de familias con rentas bajas, unos 5.500-6.000 alumnos estimados. Los beneficiarios percibirán 6.000 euros anuales, a razón de 600 euros mensuales, mientras cursen con aprovechamiento Bachillerato o Ciclos Formativos de FP de grado medio.

También recordó los programas de cualificación profesional inicial (PCPI) que este año llegan a 422 centros andaluces, donde los jóvenes con más de 15 años que no tienen buen rendimiento pueden encontrar otra vía que permita obtener titulación profesional elemental, con una "pasarela" para poder volver al sistema educativo. Recordó además la enseñanza semipresencial, que permite obtener titulaciones, haciéndolo compatibles con los puestos de trabajo, donde estiman que habrá 47.500 jóvenes que obtendrán titulación por esa vía.

Por último reivindicó la Formación Profesional y anunció que intensificará la colaboración con la Consejería de Empleo en ese sentido, puesto que "hay un campo de trabajo inmenso que vamos a explorar".