Publicado 12/07/2021 14:44CET

Abogados de oficio atienden a 31.500 personas en Málaga en 2020 y demandan actualizar los módulos de pago

El decano del Colegio de Abogados de Málaga en el acto del día del abogado de oficio
El decano del Colegio de Abogados de Málaga en el acto del día del abogado de oficio - ICAMALAGA

MÁLAGA, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

Málaga cuenta con 2.149 abogados dados de alta en el Servicio de Asistencia Jurídica Gratuita, que en 2020 atendieron a un total de 31.592 personas, muchas de ellas en plena pandemia y confinamiento. Desde el Colegio de Abogados malagueño han reivindicado, entre otras medidas, la actualización de los módulos de pago.

El Colegio de Abogados de Málaga ha celebrado este lunes los actos conmemorativos del Día de la Justicia Gratuita y el Turno de Oficio y ha reconocido la labor y la trayectoria profesional de diez letrados. Además, se ha organizado una jornada de puertas abiertas para que los ciudadanos conozcan la importancia de este servicio para la sociedad.

El decano, Salvador González, ha subrayado la importancia de este servicio para el estado de derecho y para la democracia, y ha agradecido el trabajo de los distinguidos. También han intervenido en el acto las diputadas de la junta de gobierno María Carmen González Grau y Regina Apalategui, quien ha leído el manifiesto en defensa de la Justicia Gratuita y el Turno de Oficio de este año.

De cara a mejorar el servicio, el Colegio de Abogados de Málaga reivindica un aumento del número de letrados de guardia, incrementar los módulos de pago, que llevan 12 años sin actualizarse; subir las partidas presupuestarias dedicadas a la Justicia Gratuita por parte de la Junta de Andalucía; acometer una modernización tecnológica para que se pueda prestar el servicio en condiciones adecuadas y una nueva Ley de Justicia Gratuita.

Además, el decano ha afirmado que "no se puede convertir a los abogados en administrativos en busca de datos fiscales y sociales que ya posee la administración" y ha reclamado que se abone todo el trabajo que realizan los letrados de oficio, como las asistencias a personas jurídicas o a discapacitados, entre otras.

Los abogados que han recibido el reconocimiento son María Jesús Martínez del Campo, Enrique Luis Delgado-Schwarzmann Barranco, José Lozano Romero, Juan José Martínez Guerrero, Francisco José Martín Ruiz, Ignacio Romero Boldt, Andrés López Jiménez, Adrián Broncano Campos, Salustiano Díez González y Gerardo Martín Erola Mari. "Todos ellos son un verdadero ejemplo a seguir, profesionales extraordinarios con una gran cualificación y experiencia", ha afirmado.

María Jesús Martínez del Campo, una de las distinguidas, ha destacado el "cariño, esfuerzo y cuidado" que ha demostrado el Colegio hacia los abogados de oficio en unas condiciones muy complicadas derivadas de la crisis del coronavirus.

En cuanto a las actuaciones realizadas en 2020, a un total de 31.592 personas, destacan que las materias más demandadas fueron la Penal, con 18.723 designaciones; Civil, con 9.101; y Contencioso-Administrativo, con 2.870. Del total de designaciones, el once por ciento estuvieron relacionadas con violencia de género, con un total de 3.557.

El decano ha incidido en la importancia del Servicio de Asistencia Jurídica Gratuita para la sociedad, "que asegura que todos los ciudadanos tengan acceso a la Justicia en las mismas condiciones, con independencia de cuáles sean sus recursos económicos o de la condición social en la que se encuentren".

Sin embargo, ha lamentado que los abogados de oficio andaluces "cobren lo mismo que hace diez años, como tampoco es justo que los baremos sean muy inferiores a los establecidos en otras comunidades autónomas".

González ha recordado que en 2020, en pleno confinamiento, los abogados de oficio "volvieron a dar muestra de su compromiso y de su vocación de servicio público, ya que pusieron en juego en más de una ocasión su propia integridad física para atender a las personas que más lo necesitaban".

"El derecho de defensa de los ciudadanos es esencial y los abogados de oficio así lo entendieron, al anteponer este deber a su propia seguridad", ha señalado el decano, al tiempo que ha reclamado un mayor reconocimiento social para estos profesionales.

Según los datos del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE), la inversión media anual por ciudadano destinada a Justicia Gratuita en 2020 fue de tan solo 5,16 euros, frente a los 6,08 de 2019.

El decano ha tenido también palabras de recuerdo para Miguel Chito, diputado de la junta de gobierno que falleció el pasado mes de febrero y que protagonizó "una verdadera revolución" en los 100 días que estuvo al frente del turno de oficio en el Colegio de Abogados de Málaga.

En este sentido, González ha anunciado que el Colegio le concederá la Medalla de Honor de la institución a título póstumo y promoverá un Congreso de la Abogacía de Oficio con su nombre, en reconocimiento "a todo el trabajo que realizó y al profundo vacío que ha dejado en quienes lo tratamos y lo añoramos".

Al acto han acudido autoridades, como el subdelegado del Gobierno en Málaga, Teófilo Ruiz Municio; la secretaria General para la Justicia de la Junta de Andalucía, María José Torres Cuéllar; la delegada territorial de Justicia de la Junta de Andalucía en Málaga, Mónica Alejo; la presidenta de la Audiencia Provincial, Lourdes García Ortiz; y los decanos eméritos Francisco Javier Lara y José María Davó.

Asimismo, han estado el subdelegado de Defensa en Málaga, Eduardo Llorente; el comisario jefe provincial accidental, Roberto Rodríguez Velasco; el teniente coronel de la Guardia Civil José Antonio Carvajal; el comandante Naval de Málaga, Ignacio García de Paredes Rodríguez de Austria; la vicerrectora de la UMA, Yolanda García Calvente; y la secretaria coordinadora provincial, Ángeles Miguel.

También ha asistido la vicedecana del Colegio de Procuradores, Lidia Andrades; el vicepresidente del Grupo de Abogados Jóvenes, Francisco Gutiérrez; representantes de varios colegios profesionales; así como el concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Málaga, Avelino Barrionuevo; el diputado provincial Francisco Oblaré y los parlamentarios andaluces Teresa Pardo y Eugenio Moltó.

Contador