Publicado 20/01/2021 16:19CET

El alcalde de Málaga advierte de que la ciudad superará la tasa de 1.000 contagios "si no cambia la tendencia"

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, en rueda de prensa
El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, en rueda de prensa - AYUNTAMIENTO DE MÁLAGA - Archivo

MÁLAGA, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha reconocido que "era previsible" el cierre perimetral de la capital, al superar la tasa de 500 contagios COVID por cada 100.000 habitantes, y advierte de que, "si no cambia la tendencia, superaremos los 1.000". Es por eso que ha apelado a la proactividad de los ciudadanos para bajar la tasa de contagios y evitar así más restricciones.

"La clave está en que tengamos ese comportamiento todos, si lo tuviéramos a lo mejor no era necesario hacer eso; estoy absolutamente convencido de que no habría números de esa forma", ha asegurado el regidor, quien considera estas restricciones un "aviso" y un "recordatorio" de que lo que afecte a un municipio "va a repercutir en el bien del conjunto", por lo que "trabajamos todos en una misma dirección".

Esa dirección, en palabras del regidor, "es tener en mente que el virus afecta de forma diversa en la población y que debemos funcionar como si estuviéramos contagiados asintomáticamente", procurando tener la mascarilla puesta "en todo momento". Aún así, ha incidido en que la mascarilla "no tiene que ser una barrera para el afecto, si no para el virus".

En relación con las peticiones de diversas comunidades autónomas sobre el adelanto del toque de queda a las 20.00 horas, entre ellas Andalucía, De la Torre ha valorado en rueda de prensa que "si sirve para limitar los contagios, fenomenal", pero sí ha mostrado su preocupación por la actividad económica. Sería en ese caso un "recordatorio" de la necesidad de hacer compatible en desarrollo de la actividad empresarial con el respeto a la pandemia, ha explicado el alcalde.

Es por ello, que el alcalde de Málaga ha pedido a la ciudadanía una "postura proactiva hacia la actividad comercial para que se mantenga viva", apelando a la puesta en marcha de iniciativas para adaptar los negocios a las limitaciones que suponen las nuevas restricciones para el control de la pandemia.