Publicado 12/08/2021 14:56CET

Una campaña recuerda a médicos y pacientes la obligatoriedad de usar la receta oficial para adquirir los medicamentos

Presentación de la campaña 'El medicamento, NO sin receta oficial' puesta en marcha en Málaga para que médicos, pacientes presenten recetas oficiales para adquirir fármacos en las oficinas de farmacia
Presentación de la campaña 'El medicamento, NO sin receta oficial' puesta en marcha en Málaga para que médicos, pacientes presenten recetas oficiales para adquirir fármacos en las oficinas de farmacia - EUROPA PRESS

MÁLAGA, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

'El medicamento, NO sin receta oficial' es el lema de la campaña puesta en marcha para recordar a médicos, farmacéuticos y pacientes la obligatoriedad de utilizar la receta oficial a la hora de adquirir medicamentos, especialmente en la sanidad privada.

El delegado de Salud y Familias, Carlos Bautista, ha presentado este jueves en rueda de prensa esta iniciativa, impulsada por el Colegio de Farmacéuticos junto al Colegio de Médicos de Málaga, para concienciar, además, sobre los peligros que conlleva no utilizar una receta oficial, ante el elevado número de ciudadanos que acude a las farmacias a comprar medicamentos.

En el caso de la medicación con cargo al Sistema Nacional de Salud (SNS) es preciso presentar la tarjeta sanitaria. Salvo excepciones, cada receta suele corresponder a un solo medicamento y una única dispensación. Una vez entregada la receta, se queda depositada en la farmacia por la obligatoriedad que tiene el farmacéutico de conservarla.

Sin embargo, para los tratamientos prescritos en el ámbito privado existen una serie de modelos oficiales que deben de ser utilizados por los médicos de dichas clínicas. El Colegio de Médicos de Málaga tiene a disposición de sus colegiados estos modelos que, de forma sencilla, pueden solicitar a cualquier hora del día a través de la Ventanilla Única disponible en la página web del Colegio de Médicos y en el plazo aproximado de 24 horas tendrá las recetas a su disposición.

De esta forma, el paciente presentará la receta oficial y podrá adquirir su medicación en la farmacia sin ningún problema, han recordado Bautista y los presidentes de los colegios de Farmacéuticos, Francisco Florido; y Médicos, Pedro Navarro.

Málaga, ha dicho Bautista, es "el primer lugar de Andalucía donde se promueve la receta oficial por parte del Colegio de Médicos y de Farmacéuticos", y que obliga a todos los colegiados que ejerzan en la privada a recoger y usar estas recetas, que tienen un formato específico y un código de barras "para facilitar el seguimiento absoluto del paciente y del medicamento".

Con esta medida se apuesta por organizar "el caos sanitario que encontramos, primero suprimiendo la subasta de medicamentos, que también dificultaba el seguimiento de los tratamientos, y ahora poniendo orden en un escenario donde subsisten recetas de clínicas privadas, de mutuas y oficiales del SAS, con algunas que podemos llamar alegales de consultas privadas que no se pueden admitir en farmacias".

Estas recetas deben tener un formato determinado que facilite la trazabilidad, con un código de barras para identificar al prescriptor, rastrear el medicamento y su correcto uso y que la farmacia tenga esos datos en condiciones, "y no en un papel con firma y número colegiado ininteligibles", que en ocasiones provoca también falsificaciones, fotocopias o duplicidades a la hora de comprar los fármacos.

"LA LEY OBLIGA"

Dichas recetas oficiales deben darse a los pacientes, ha recordado el presidente del Colegio de Médicos, independientemente de si los fármacos son financiados o no: "Es para todos".

"Es muy importante que ciudadanía, médicos y farmacéuticos tengan claro que la ley obliga a utilizar la receta oficial", ha añadido Francisco Florido, quien ha advertido: "Algunos farmacéuticos acababan dispensando la medicación pese a la falta de receta oficial para no dejar al paciente sin su tratamiento, pero esta práctica va a dejar de realizarse por el bien de profesionales y pacientes".

En los mismos términos, el presidente de los médicos malagueños ha calificado de "imprescindible" que ambos profesionales sanitarios vayan de la mano: "La receta oficial aumenta la seguridad y la eficacia de los tratamientos".

Navarro ha esperado que tras esta campaña ambos colegios trabajen de nuevo junto para que las oficinas de farmacia dispongan del lector de código de barras "que detecta la autenticidad de las recetas oficiales privada". "De este modo, conseguiremos tener el verdadero control en el modelo oficial de receta privada, al igual que existe con el modelo de la sanidad pública", ha enfatizado.

Para concienciar y hacer llegar el mensaje a la ciudadanía, el Colegio de Farmacéuticos de Málaga va a iniciar esta campaña informativa con la distribución de 200.000 folletos informativos para que las farmacias de la provincia puedan entregarlos a los pacientes.

En los mismos se explica la importancia de utilizar la receta oficial, que aumenta la seguridad de los tratamientos: "Verifica que fue prescrito por el profesional sanitario correspondiente y evita la peligrosa práctica de la automedicación.

Desde el Colegio de Farmacéuticos han recordado que están a disposición de la ciudadanía para resolver dudas y han añadido que los antibióticos están incluidos en el grupo de medicamentos sujetos a prescripción médica, por lo que necesitan receta médica. Igualmente, para la dispensación de medicamentos veterinarios o medicamentos de uso humano para animales es necesario disponer de una receta veterinaria.