Publicado 30/06/2021 18:40CET

La Diputación favorece la inserción laboral de un millar de jóvenes de la provincia

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, en una imagen de archivo
El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, en una imagen de archivo - DIPUTACIÓN DE MÁLAGA

MÁLAGA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha destacado este miércoles que la institución provincial ha favorecido la inserción laboral de más de mil jóvenes de la provincia a través del Plan de Primera Oportunidad y de programas de prácticas y becas para estudiantes universitarios.

"Es nuestra forma de garantizar que ese empleo cualificado encuentre recorrido laboral en el segmento para el que se han preparado, más aún ante la preocupante situación de desempleo juvenil", ha precisado el presidente provincial durante un acto celebrado en la Facultad de Comercio y Gestión de la Universidad de Málaga en la que esta institución ha reconocido a la Diputación con la 'Distinción de Honor a la Cooperación Institucional'.

Así, Salado ha precisado que a través del Plan Primera Oportunidad, que la Diputación de Málaga puso en marcha en 2016, hasta 351 estudiantes han sido contratados por primera vez en empresas relacionadas con su formación.

"Nos sentimos especialmente orgullosos en cuanto a un plan que es pionero en toda España y que ha logrado en tan sólo cinco años, un impacto muy positivo en los jóvenes y las empresas participantes", ha valorado.

A través de este plan se bonifica la contratación por parte de empresas, autónomos y profesionales de jóvenes titulados universitarios o provenientes de la Formación Profesional o con Certificados de Profesionalidad; ayuda que alcanza el 85 por ciento de la contratación en el caso de que la empresa desarrolle su actividad en un municipio de menos de 20.000 habitantes; y el setenta por ciento en el caso de los municipios de más de 20.000 habitantes.

"Así ponemos el foco en la posibilidad de que estos jóvenes encuentren trabajo en sus pueblos, dinamizando la economía local y contribuyendo a una posible fijación de la población", ha añadido Salado.

De igual modo, ha celebrado que en cada edición del Plan Primera Oportunidad se consigue entre un 45 y un cincuenta por ciento de inserción laboral: "Prácticamente la mitad de las empresas participantes, que suelen ser unas sesenta por edición, dan continuidad a la contratación de estos jóvenes", ha explicado.

Asimismo, ha explicado que otra de las vías de colaboración con la Universidad de Málaga en este sentido son las prácticas curriculares y becas a las que los alumnos se acogen desde un convenio firmado al efecto en 2013 y que ha permitido desde entonces que un total de 659 alumnos hayan realizado sus prácticas en la Diputación de Málaga.

"Un escenario del que nos beneficiamos ambas partes, al contar con un gran capital humano, bien formado y preparado; y al favorecer que adquieran experiencia de cara a su inserción laboral", ha apuntado el presidente provincial.

Por último, Salado ha subrayado el compromiso de la institución provincial con el empleo joven y con la excelencia: "Con estos programas de colaboración queremos favorecer que esa formación cualificada, que ese talento, redunde en nuestra tierra para que cada vez seamos mejores y más competitivos".