Publicado 01/02/2016 19:27CET

Junta alerta de que los cambios sobre el metro pueden llevar a "la desconfianza inversora"

MÁLAGA, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, ha criticado los "constantes cambios" de opinión del Ayuntamiento de la capital respecto al proyecto del metro y ha alertado de las "graves consecuencias" del incumplimiento de los acuerdos suscritos con la Junta. Así, ha advertido de que la decisión de descartar ahora la conexión planificada hasta el Hospital Civil "puede sumir al proyecto en una situación de inseguridad jurídica, desconfianza inversora e insolvencia económica para el futuro del mismo".

Ruiz Espejo se ha referido así a la última moción aprobada por el Pleno del Consistorio malagueño para pedir que el dinero del trazado al Hospital Civil se destine a la conexión con el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), "iniciativa que respeto, pero que no comparto porque no nos parece de recibo que, en menos dos meses, se cambie de opinión y se aprueben sendas mociones en el Pleno Municipal con mensajes y propuestas diferentes", ha señalado.

En este sentido, ha recordado en un comunicado que en el Pleno del pasado 2 de diciembre de 2015 "se instaba a Ayuntamiento, Junta y Gobierno central a convocar una comisión tripartita para determinar las necesidades de conexión con el PTA y también se solicitaba que, en el caso hipotético de no ejecutarse la prolongación del metro al Hospital Civil, se aplicase su financiación a una eventual conexión del suburbano con el PTA".

En cambio, en el Pleno de este lunes, ha precisado, "directamente se reclama a la Junta y al Ayuntamiento de Málaga a negociar con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y la concesionaria un cambio del destino del dinero del trazado en superficie hasta el Hospital Civil para que se revierta una conexión del suburbano con el PTA".

"Este cambio de posicionamiento y peticiones en tan poco tiempo y sin ningún trabajo técnico previo o debate riguroso no permite garantizar la seguridad jurídica que necesita un proyecto de la envergadura del metro de Málaga", ha manifestado Ruiz Espejo.

Ha recordado que este proyecto, "desde la firma del protocolo de intenciones, en noviembre de 2013, tiene una hoja de ruta clara, que ha permitido la puesta en servicio de las líneas 1 y 2 hasta El Perchel, y que ha dado lugar a la tramitación administrativa y desarrollo de la solución final prevista en dicho protocolo".

Ha indicado que dicha solución, "consiste en la culminación de la red de metro a través de la llegada del suburbano hasta Atarazanas, actualmente en ejecución, y de la prolongación de la línea 2 hasta el Hospital Civil, cuyo proyecto estará concluido este mes, y cuyo anteproyecto ha superado el trámite de información pública y ambiental".

"La seguridad que confiere a un proyecto como el metro el unánime respaldo institucional y especialmente el cumplimiento de lo acordado es crucial para una inversión de esta magnitud y para un gran proyecto de ciudad", han manifestado desde la Delegación del Gobierno andaluz en Málaga en el comunicado.

Al respecto, han apuntado que "no es serio ni de recibo el reabrir permanentemente los acuerdos libremente firmados por las partes y fruto del consenso, pues a partir de dichos pactos, como sucede en el caso del metro, se han adoptado otras decisiones administrativas, financieras y presupuestarias que no pueden ser objeto ahora de debate y duda por parte de sus promotores".

"Esta actitud, sin duda, ahuyenta a inversores y entidades financieras, y pone en entredicho actuaciones llamadas a generar riqueza, empleo y mejorar la calidad de vida de la ciudadanía, sentando peligrosos antecedentes para proyectos futuros", ha señalado.

En conclusión, ha indicado, "en menos de dos meses, sin ningún soporte o fundamento técnico y sin precisar de reunión alguna de dicha comisión tripartita, se decide ahora que hay que prolongar el metro al PTA, cuando el Ministerio de Fomento está estudiando la prolongación del Cercanías hasta este espacio tecnológico, y se nos plantea directamente renegociar las condiciones de la financiación del metro, refrendadas a partir del acuerdo político entre la Junta y el Ayuntamiento de 2013, para dar encaje a esa conexión".

Además, han recordado que "la Junta y el Ayuntamiento tienen un cauce de interlocución institucional permanente, como es la Comisión Mixta de Seguimiento, o la subcomisión técnica, que se han reunido en tres ocasiones desde el pasado mes de septiembre, y que constituye el marco en el que analizar y evaluar todos los aspectos relativos al suburbano".

El Gobierno andaluz, por su parte, han aseverado en el comunicado, "va a seguir con la hoja de ruta trazada y consensuada institucionalmente, y con los agentes económicos y financieros involucrados en el proyecto, sobre la base de fundamentos técnicos y de demanda, que son los que han posibilitado la continuidad del suburbano, ya que lo contrario sería arrojar dudas e incertidumbres que sólo pueden generar inseguridad jurídica y desalentar futuras inversiones".