Actualizado 18/11/2020 20:27 CET

La Junta apoya las manifestaciones contra la 'Ley Celaá' por ser "un ataque a la libertad de elección de las familias"

Lectura de manifiesto de protesta por la reforma educativa contemplada en la Lomloe, a las puertas del colegio San José de Málaga
Lectura de manifiesto de protesta por la reforma educativa contemplada en la Lomloe, a las puertas del colegio San José de Málaga - EUROPA PRESS

MÁLAGA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

La delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Málaga, Patricia Navarro, ha mostrado su apoyo a las concentraciones que se están produciendo en la jornada de este miércoles por parte de las escuelas concertadas contra la 'Ley Celaá', pues la considera "un ataque a la libertad de elección de las familias". Este apoyo, ha defendido además la delegada de Educación, Mercedes García Paine, "no es ir en contra de la pública".

Navarro ha manifestado en rueda de prensa su rechazo a esta ley, señalando que así el Gobierno central hace un "ataque directo" al derecho constitucional de la libre elección de los padres sobre la educación de sus hijos. Por ello, ha mostrado su apoyo "sin complejo y decidido" tanto a las protestas como a todas las familias que tienen hijos en estos centros.

Asimismo, ha advertido al Ejecutivo central de que "todavía está a tiempo" de reconsiderar esta reforma educativa que se contempla en la Lomloe, y "reconducir sus pretensiones", pues considera que son "un atentado contra la libertad".

En esta misma línea se ha manifestado García Paine en su intervención, añadiendo además que no es un apoyo excluyente, pues "defendemos sin complejo tanto la enseñanza pública como la concertada".

Así, ha incidido en que el "desacuerdo" con esta ley "no quiere decir que perjudiquemos a la pública, todo lo contrario", refiriéndose a la inversión en Educación que se contempla en los presupuestos andaluces para 2021.

"A este Gobierno y a esta Consejería le importan de igual manera los alumnos de la pública, de la privada y de la concertada", ha destacado la delegada, insistiendo en que el derecho a la libre elección "no se debe vulnerar ni cuestionar".