Málevich, el padre del Suprematismo, llega a la Colección del Museo Ruso de Málaga con obras inéditas

Exposición de Malévich
AYUNTAMIENTO DE MÁLAGA
Publicado 14/09/2018 17:29:27CET

MÁLAGA, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Colección del Museo Ruso San Petersburgo Málaga acoge 44 obras del pintor Kazimir Malévich, creador del Suprematismo, desde sus primeros pasos impresionistas a su camino figurativo final, en una exposición que refleja la evolución completa del artista con trabajos inéditos en España y que podrá visitarse hasta el 3 de febrero de 2019.

La muestra ha sido presentada este viernes por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, junto a la directora general del Área de Cultura, Susana Martín Fernández; el director del Museo Ruso, Vládimir Gúsev; el director de la Agencia de la Casa Natal de Picasso y otros Equipamientos Museísticos y Culturales, José María Luna y la comisaria de la exposición y directora artística del Museo Ruso, Yevguenia Petrova.

La exposición cuenta con un total de 44 obras escogidas de entre los fondos del Museo Estatal Ruso de San Petersburgo, 16 de las cuales inéditas en España, y plantea un recorrido que va desde sus inicios artísticos hasta los últimos años de su vida, presentando tanto obras tempranas como las composiciones suprematistas de la década de 1910, así como sus trabajos de 1920-30, cuando Malévich comenzó a combinar el suprematismo con lo figurativo.

Así, la muestra cuenta con obras como 'Cuadrado Negro', que puede verse en una de sus cuatro versiones, en este caso la de 1923; también está presente el 'Cuadrado rojo' de 1914. Junto a ellas otras piezas claves de la trayectoria del ruso como son la 'Composición con la Gioconda' de 1915 y la 'Caballería Roja' de su periodo final, datada en 1932.

Para Luna, la trayectoria de Malévich es "tensa y acelerada, recorre con voracidad los ismos del siglo hasta llegar al gesto absoluto. El 'Cuadrado Negro' tiene, en efecto, la potencia de los objetos mágicos: su irradiación alcanza hasta nuestros días, amenazando con reducir a mera anécdota la evolución posterior de la pintura".

Luna ha hecho hincapié en el contexto que ofrece el conjunto de obras que se expone ahora en Málaga, pues considera que "hay un antes y, sobre todo, hay un después del 'Cuadrado Negro' que cierta concepción narrativa, lineal, absoluta de la carrera del artista ha dejado injustamente de lado. Una mirada más amplia nos revela a un Malévich que duda, inicia y abandona diversos caminos sin bajar nunca la exigencia artística".

"Tratar las primeras obras cubofuturistas solo en función del camino hacia la abstracción total es, a la postre, un enfoque reduccionista, mientras que entender, tal como ha hecho gran parte de la crítica occidental, los ensayos figurativos posteriores al Suprematismo como una decadencia inevitable tras el gran momento decisivo resulta cuando menos discutible si tenemos en cuenta obras maestras posteriores al 'Cuadrado', como la 'Caballería Roja', ha añadido en este sentido.

Luna ha especificado que "resulta mucho más fecundo interpretar el retorno a cierta figuración como parte de un proceso interior de reacción a los terribles momentos históricos que le tocó vivir. Esta exposición es una oportunidad para recomponer una imagen más completa y equilibrada de un artista que, en cada una de sus encarnaciones, produjo obras de una altura y exigencia inigualables".

VESTUARIO TEATRAL DE LA OPERA 'VICTORIA SOBRE EL SOL'

Por otra parte, la exposición cuenta con diez reproducciones de vestuario teatral, creadas en 2013 por los profesionales del Museo Ruso a partir de los bocetos originales de Malévich. El artista ruso los realizó cien años antes (1913) para la ópera Victoria sobre el sol (música de Mijaíl Matiushin y libreto de Alekséi Kruchónij).

También se exhibe un vídeo de la representación de esta ópera, coproducida en 2013 por el Museo Ruso y el Teatro de Música y Drama de Moscú, considerada la reconstrucción más solvente hasta la fecha.

DAVID BURLIUK

El Espacio 3 de la Colección del Museo Ruso acoge al mismo tiempo una muestra dedicada a David Burliuk, que es considerado un gran agitador intelectual de las vanguardias en los primeros años del siglo XX.

Esta exposición consta de 15 obras pertenecientes al Museo Ruso de San Petersburgo, entre las que se encuentran 'Paisaje desde cuatro puntos de vista', de 1911, y 'Pequeños rusos', de 1912. La directora artística de este museo y comisaria de la muestra ha definido a David Burliuk (1882-1967) como "uno de los personajes más llamativos de la cultura artística rusa de principios del siglo XX. En Rusia se le conoce como el padre del futurismo ruso".

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial