Publicado 04/02/2021 21:26CET

Ocho municipios malagueños volverán a abrir desde el sábado su actividad no esencial

Escaparate cerrado en Málaga capital
Escaparate cerrado en Málaga capital - Álex Zea - Europa Press

En la provincia son 72 localidades con cierre perimetral y Canillas de Albaida y Villanueva de Tapia pasan a cerrar su actividad

MÁLAGA, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un total de ocho municipios de la provincia de Málaga han bajado su tasa de incidencia acumulada de los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, lo que significa que a partir de este sábado volverán a abrir su comercio no esencial y hostelería.

Se trata de Mollina, Cútar, Cañete la Real, Alfarnatejo, Moclinejo, Alhaurín el Grande, Igualeja y Álora, quienes tras 14 días en nivel de alerta sanitaria 4, grado 2, disminuyen su incidencia, pero sí deberán mantener el cierre perimetral al no bajar de la tasa de 500 casos --excepto Igualeja-- según los datos facilitados por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía.

Tras la reunión del Comité Territorial de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto de Málaga para analizar la situación epidemiológica de los municipios, Canillas de Albaida y Villanueva de Tapia, cuentan con una tasa por encima de los 1.000 casos --1.054 y 1.027,4 respectivamente-- y cerrarán su actividad no esencial.

Por el contrario, Humilladero, Archidona, La Viñuela y Comares, todos ellos cerrados perimetralmente, pasarán a no contar con esta medida al bajar de la tasa de 500 casos. A esta lista de municipios cerrados, se ha sumado Arenas (509,8) y Cuevas del Becerro (500,9) llegando ya a las 72 localidades malagueñas con esta restricción, de las que 33 suman además el cierre de hostelería y comercio.

POR DISTRITOS

La provincia de Málaga cuenta actualmente con una tasa PDIA de 928,2 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, similar a la del distrito sanitario de Málaga, que es de 925,6. Aquí, la capital mantiene el cierre de la actividad no esencial al superar el pasado martes los 1.000 casos --1.008--, aunque su tasa ha ido disminuyendo hasta los 956,9 que presenta este jueves.

En cambio, Moclinejo (879,3) pasará a contar solo con cierre perimetral al pasar 14 días con las máximas restricciones y bajar su tasa de incidencia. Así, pasará a la misma situación en la que están Marachaviaya, Rincón de la Victoria, Totalán y Almogía.

Por su parte, en el distrito Axarquía, Canillas de Albaida pasa de estar este lunes por debajo de los 500 casos a superar los 1.000 y cerrar su actividad no esencial. Se sumará así a Alcaucín al no haber transcurrido los 14 días, Alfarnate, Benamocarra, El Borge, Casabermeja y Vélez-Málaga. Saldrán de la lista Alfarnatejo (824,2) y Cútar (649,4), así como Comares (300,8) y La Viñuela (486,6), que dejarán de tener cierre perimetral.

Así, por encima de los 500 casos están Algarrobo, Almáchar, Árchez, Benamargosa, Colmenar, Iznate, Periana y Riogordo. Aunque Cómpeta (378,1) y Torrox (429,1) hayan bajado su tasa, continúan con el cierre perimetral al no haber pasado los 14 días.

En el distrito Costa del Sol cuatro los municipios que superan los 1.000 casos: Casares, Manilva, Marbella y Ojén, aunque Estepona seguirá con las medidas acorde a esa tasa, aunque haya bajado a los 981,1 casos por cada 100.000 habitantes.

Las localidades con una tasa entre 500 y 1.000 casos siguen siendo Benalmádena (736,1), Fuengirola (790,7), Istán (535,5), Mijas (894,6) y Torremolinos (641,9). El único municipio sin restricciones es Benahavís, con una tasa de 413 casos.

En el distrito sanitario de La Vega se encuentran los dos municipios que este sábado pasarán a abrirse perimetralmente, Humilladero y Archidona, que abandonarán la lista en la que se encuentran Antequera, Campillos, Cuevas de San Marcos, Fuente de Piedra y Villanueva de la Concepción, además de Mollina (606,5) y Cañete la Real (979,8), que bajan de los 1.000 casos y abren su actividad no esencial tras 14 días cerrados.

Las localidades de La Vega que sí continúan con las máximas restricciones son Alameda (1.280), Almargen (1.540,8), Teba (1.041,7) y Villanueva del Trabuco (1.714,4). Se une Villanueva de Tapia, que pasa de una tasa inferior a los 500 casos, a los 1.027,4.

SERRANÍA Y VALLE DEL GUADALHORCE

En el caso del distrito sanitario Serranía, con los datos de este jueves, las localidades con cierre perimetral por contar con una tasa de 500 casos pero inferior a la incidencia de 1.000, son Cuevas del Becerro (500,9), Gaucín (629,3) y Montejaque (843).

Aunque hay otros municipios en este rango, al no haber pasado los 14 días estipulados para cambiar de restricciones, continuarán con la actividad no esencial cerrada Cortes de la Frontera y Genalguacil, al igual que Arriate, Benarrabá, Cartajima, Faraján, Ronda, Benaoján y Jubrique.

Por el contrario, aunque la tasa del distrito alcanza ya los 1.549,1 casos, en él se encuentran seis municipios con una tasa de incidencia COVID de cero: Alpandeire, Atajate, Benadalid, Montecorto, Parauta y Pujerra.

Por su parte, Igualeja ha pasado de estar con las máximas restricciones a salir del cierre perimetral tras pasar 14 días y contar actualmente con una tasa de 398,9 casos por cada 100.000 habitantes.

Por último, en el distrito Valle del Guadalhorce Alhaurín el Grande y Álora reabrirán su actividad no esencial, pues tras 14 días cerrados, sus tasas actualmente son de 926,7 y 915,2 casos. De este modo, los municipios con cierre perimetral son Monda (519,1), Guaro (614), Cártama (946,2) y Yunquera (906,2).

Así, Alhaurín de la Torre, Ardales, Coín y Pizarra continúan por encima de los 1.000 casos, aunque a nivel de restricciones, se suma a la lista Tolox, que permanece con el cierre de actividad no esencial a pesar de estar su tasa en 515 casos por cada 100.000 habitantes.

Para leer más