Publicado 06/03/2021 15:19CET

PP pide a la izquierda que "abandone" las luchas internas sobre "quién es más feminista" y trabajen por las mujeres

Cuca Gamarra, portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, en la conmemoración del 8M del PP de Málaga
Cuca Gamarra, portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, en la conmemoración del 8M del PP de Málaga - PP DE MÁLAGA

Gamarra alerta de un "retroceso" en las políticas de igualdad en España

MÁLAGA, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Cuca Gamarra, ha señalado que desde el Ministerio de Igualdad "no se está trabajando por y para las mujeres, sino que se están poniendo más obstáculos y divisiones" al seguir con las luchas internas entre su actual titular, Irene Montero, y su antecesora y ahora vicepresidenta primera del Gobierno central, Carmen Calvo, "por ver quién es más feminista".

Durante su intervención este sábado en el acto conmemorativo del PP de Málaga por el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, Gamarra ha señalado que "ese no es el camino correcto", invitando a la izquierda a que "abandone esas luchas" "cuando lo que está ocurriendo es que se dedican a discutir y no a hacer que las mujeres avancemos en los derechos y en la conquista de techos que todavía no hemos alcanzado".

Así, se ha referido a que el propio Ministerio de Igualdad está promoviendo "el enfrentamiento con las políticas y las no políticas", "infantiliza las políticas de igualdad e incluso hace políticas contra las mujeres". "Caminos como intentar ese borrado de las mujeres como se está planteando, tampoco es igualdad", ha sentenciado.

Para Gamarra, el camino correcto está representado en el PP, donde afirma que se va a seguir luchando "como siempre, sin complejos y sin hacer ruido" con las mujeres "reales", trabajando en la visión de la formación de que "nadie sobra y en la que además los hombres tienen que estar porque son necesarios", y "demostrando que sabemos trabajar por y para las mujeres".

Este "compromiso", ha añadido, se mantiene con manifestaciones o sin ellas. Así ha aludido a la polémica por la celebración de concentraciones en las calles por el día de la mujer, señalando que "eso es lo menos importante del 8M, es una anécdota", y apostando por hacer "un ejercicio de responsabilidad y de aprendizaje".

"Si la sociedad española hemos llegado a la conclusión de que el año pasado se llegó tarde y mal, y se tenían que haber frenado manifestaciones, evidentemente este año no estamos para manifestaciones sino para seguir luchando y manifestarnos de otra manera", ha dicho, insistiendo en que "la cuestión para no prohibir es que no se convoquen, que se busquen otros formatos".

De este modo ha querido alejarse del "ruido y la polémica" que rodea cada año al 8M, pidiendo que se abandonen las discusiones y se trabaje "todos juntos en lo que nos preocupa: Todavía hoy hay desigualdades y debemos seguir trabajando por y para las mujeres".

BALANCE NEGATIVO EN POLÍTICAS DE IGUALDAD

En el ejercicio por la igualdad de la mujer, la portavoz del PP en el Congreso de los Diputados ha advertido de que este año, aunque las mujeres "hemos demostrado que somos capaces de luchar el primera línea contra la COVID", "no tiene un balance positivo en políticas de igualdad", sino que habla de retroceso.

Retroceso de diez puntos en relación con el resto de países en cuanto al paro, que, alerta, "está afectando más a las mujeres que a los hombres"; "somos los segundos en destrucción de empleo"; "la brecha salarial sigue ahí, pero es que además está avanzando y tenemos que implementar políticas", ha apostillado.

En esta línea, ha puesto la "alerta roja" al "recorte" en el complemento de maternidad a las pensionistas y a las medidas para corregir la desigualdad entre hombres y mujeres en este aspecto. Gamarra lamenta que en este asunto se esté comparando el complemento entre mujeres y no entre la diferencia de las pensiones con los hombres.

De este modo, ha destacado que desde el PP "denunciamos lo que no se está haciendo pero ponemos soluciones eficaces y eficientes", pidiendo la recuperación del complemento de maternidad, el cumplimiento del pacto de la violencia de género, o avanzar en la educación gratuita de cero a tres años.

Desde la formación, ha concluido Gamarra, se solicita un plan integral para la conciliación con el teletrabajo, para atajar el desempleo femenino y para agilizar las tramitaciones del Ingreso Mínimo Vital, pues "las que más lo solicitan son mujeres monoparentales".