Actualizado 31/03/2021 19:02 CET

Salado cree que la ley que obliga a usar mascarillas es otro ejemplo de "improvisación" y "ataque" al turismo

Archivo - Imagen de archivo de bañistas en una playa en Málaga
Archivo - Imagen de archivo de bañistas en una playa en Málaga - Álex Zea - Europa Press - Archivo

MÁLAGA, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha considerado que la nueva ley que obliga al uso de las mascarillas en playas, piscinas y otras zonas al aire libre, aunque se mantenga la distancia de seguridad, constituye "un nuevo ejemplo de la improvisación permanente del Gobierno en la lucha contra la pandemia" por el COVID, así como "otro ataque al sector turístico de nuestro país".

"Este nuevo bandazo del Gobierno, que se toma una vez más sin criterios técnicos y científicos claros, es un golpe más al turismo de sol y playa y un freno adicional a la recuperación del sector", ha asegurado Salado, quien ha incidido en que "no tiene sentido que el verano pasado no hubiera ningún problema con tomar el sol en la playa sin mascarilla y ahora el Gobierno lo imponga sin consenso alguno con las comunidades".

El también presidente de la empresa pública Turismo Costa del Sol ha instado al Ejecutivo "a rectificar de inmediato" y ha acusado a PSOE y Podemos de "estar fabricando permanentemente cortinas de humo para ocultar el desastre de su gestión en la lucha tanto contra la pandemia como contra la crisis económica".

"El Gobierno lo que tiene que hacer es vigilar que se cumpla la entrega de vacunas por parte de las farmacéuticas y no hacer trampas, como siempre, en su reparto a las comunidades, porque a Andalucía se le están hurtando casi medio millón de las dosis de vacunas que le correspondían", ha concluido.

Contador