Actualizado 06/01/2017 15:19 CET

La suerte del sorteo del Niño toca a Málaga con el segundo premio

MÁLAGA, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

La suerte del sorteo del Niño ha tocado a la provincia de Málaga con el segundo premio, donde décimos pertenecientes al número 95.379 han sido vendidos en los puntos de Málaga capital y los municipios de Álora y Rincón de la Victoria. Este segundo premio está dotado con 750.000 euros por serie, es decir, 75.000 euros al décimo.

En cuanto a los puntos de venta que han vendido los décimos agraciados, han sido, en Málaga capital, el 'Estanco y Loterías Rocío coronada', en calle Lagunillas y, por terminal, en calle Barlovento, también en la capital malagueña; en Rincón de la Victoria, en calle Córdoba; y, por último, en Álora, en calle Veracruz.

En 'Estanco y Loterías Rocío coronada', cuyo local lleva abierto tan sólo dos días, se ha repartido un décimo. En su caso, se trata de "una doble fortuna" ya que el premiado es un familiar del nuevo dueño de la administración.

"Sabíamos que teníamos que dar un premio nada más abrir y, a los dos días, lo hemos conseguido", ha explicado el propietario, expresando que se trata de "una felicidad doble" para "pagar muchas cosas". Es la primera vez que reparte un premio de este tipo a su nombre, aunque en el antiguo negocio en el que trabajaba dio el pasado mes de noviembre un segundo premio de la Lotería nacional.

Por su parte, también en la capital malagueña, los hermanos González Aguilar han repartido otro décimo premiado, en el negocio familiar 'Café Juan Miguel', en Los Prados. También ha sido la primera vez que han repartido este tipo de premio.

Asimismo, Francisco Martín, en Rincón de la Victoria, y María Jesús Gil, en Álora, han sido repartidores de suerte, si bien se desconocen los décimos repartidos, al haber sido distribuidos por terminal. En el caso del primero, es la primera vez que reparte este tipo de premio, mientras que, en el segundo, Gil es la segunda vez que lo hace pues, en 2010, repartió un quinto premio de la Lotería de Navidad.

Para leer más